La diferencia entre un booster y un sérum —y cómo sacarles provecho al cuidado de tu piel

¿Qué es mejor, un booster o un sérum? Aquí te lo explicamos.

La diferencia entre un booster y un sérum —y cómo sacarles provecho al cuidado de tu piel

getty images

Lograr una piel hermosa no solo depende de la genética; también es esencial ser constante en los cuidados diarios de la dermis. Los dermatólogos suelen recomendar rutinas simples para el cuidado de la piel, con las marcas de belleza que constantemente presentan nuevos productos. El serúm, el booster y la crema son esenciales para tener una piel envidiable.

En el vasto universo de la cosmética, productos como los sérum han logrado consolidarse como esenciales en las rutinas de belleza de muchas mujeres. Sin embargo, a pesar de su creciente popularidad, los boosters todavía no han alcanzado el mismo nivel de reconocimiento. Es importante destacar que, aunque a menudo se confunden, los sérum y los boosters son productos distintos, cada uno con sus propias ventajas para el cuidado de la piel.

Sérum y boosters, imprescindibles para una piel radiante

Los sérum se han convertido en un imprescindible en la rutina de belleza, su concentración alta de ingredientes activos, hacen que penetren de manera profunda en la piel, otorgando soluciones específicas para problemas como la deshidratación, las arrugas o la falta de firmeza. Por otro lado, los boosters, que aún no son tan conocidos, también ofrecen grandes beneficios. Estos productos están diseñados para potenciar los efectos de otros productos, como los hidratantes. Se utilizan para personalizar la rutina de belleza según las necesidades puntuales de la piel.

Incorporar ambos productos en el día a día, genera un gran cambio en la apariencia y salud de tu piel, ya que cada uno complementa distintas necesidades que requiere la dermis. A medida que los boosters ganen más visibilidad, se convertirán en un elemento indispensable como el sérum. Te recomendamos leer: Este es el sérum con color que usan Kate Hudson y Miranda Kerr

¿Qué son los boosters?

Son productos de alta eficacia, diseñados para responder a necesidades específicas de la piel, estos son conocidos como ultra-concentrados debido a su formulación. Estos contienen una concentración de uno o varios ingredientes activos, lo que les permite cubrir necesidades puntuales o estacionales de la piel.

La función principal de los boosters es potenciar, estimular y acelerar los resultados deseados en la piel. Se enfocan en diversos aspectos como la hidratación, la renovación celular y la nutrición, proporcionando un tratamiento intensivo según cada afección. Su adaptación los convierte en un complemento ideal para cualquier dermis, ya que permite personalizar sus tratamientos cotidianos.

La diferencia entre un booster y un sérum —y cómo sacarles provecho al cuidado de tu piel

marca

Diferencias entre un booster y sérum

Los dos tienen alta concentración de ingredientes activos, pero existen diferencias significativas entre ambos.

  • Los sérums se caracterizan por trabajar de manera sinérgica con las cremas que se aplican posteriormente. Su textura es menos fluida, y están formulados con ingredientes activos que están diseñados específicamente para cada tipo de piel.
  • Por otro lado, los boosters son de textura más ligera y son adecuados para cualquier dermis. Además, se utilizan para hidratar, iluminar, detoxificar y la renovación celular, es un excelente protector para la contaminación y la oxidación.

Un sérum se integra en la rutina diaria de cuidado de la piel para mejorar aspectos generales como la hidratación y la firmeza, un booster es un acelerador que se usa de manera ocasional para abordar problemas específicos con una acción rápida y concentrada.

La diferencia entre un booster y un sérum —y cómo sacarles provecho al cuidado de tu piel

marca

¿Cuándo y cómo aplicarlos en la rutina facial?

Los boosters son potentes aliados que deben aplicarse de manera estratégica para potencializar sus resultados. Este se debe usar como el primer producto después de la limpieza facial. Esto permite que la alta concentración de sus ingredientes activos penetre efectivamente en la piel. Una vez limpio el rostro, aplica un par de gotas del booster distribuyéndolas uniformemente. Después de absorberse, puedes continuar con la aplicación de un sérum seguido de tu crema de día habitual.

No olvides finalizar con un bloqueador solar para proteger la piel de los daños solares durante el día. Además, algunos boosters son versátiles y se pueden mezclar directo con una crema habitual para simplificar tu rutina. Siempre es recomendable leer las instrucciones del producto antes de hacerlo. Dos gotas es la opción ideal para cubrir todo el rostro.

La diferencia entre un booster y un sérum —y cómo sacarles provecho al cuidado de tu piel

marca

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
El corte bob campana será tu preferido para rejuvenecer el rostro.
Perfumes que pueden ayudar a ahuyentar monsquitos.
11 diseños de uñas para verano con dibujos de frutas.
Además de mantener una dieta equilibrada, la reina Letizia tiene un secreto para lucir el cabello perfecto…