La historia del Oyster Dress de Alexander McQueen, un epítome de extravagancia

Elegante y extravagante, así es el vestido ostra de Alexander McQueen.

El 'Oyster Dress' de Alexander McQueen.

getty

Con la noticia de que Sarah Burton deja la casa de Alexander McQueen tras trabajar aquí por más de dos décadas, los entusiastas de la moda están recapitulando varios de los momentos icónicos de la firma inglesa —incluso antes de la llegada de Burton. Uno de ellos que pasó a la posteridad fue el vestido ostra, una creación memorable y que al día de hoy sigue intrigando y cautivando.

El 'Oyster Dress' de Alexander McQueen.

El ‘Oyster Dress’ de Alexander McQueen.

getty

La historia del icónico vestido ostra de Alexander McQueen

El vestido de ostra de Alexander McQueen es una de las creaciones más icónicas y memorables en el mundo de la moda. Apareció en la colección de primavera-verano 2003 titulada Irere, que fue inspirada por el mundo natural y el concepto de metamorfosis. Estaba confeccionado en delicado chiffon de seda iridiscente, adornado con intrincados bordados y aplicaciones de cuentas para imitar la apariencia de una concha de ostra abierta. Tenía un corpiño sin tirantes y una falda asimétrica que fluía como los pliegues de una ostra revestida de perlas. La característica más llamativa del vestido era la estructura en forma de concha que envolvía la parte superior del cuerpo del modelo. Creaba un efecto surrealista y etéreo, haciendo que el modelo pareciera como si estuviera emergiendo de un reino submarino de otro mundo.

Según McQueen, necesitaron a tres personas confeccionando el vestido durante un mes entero, usando hasta 260 metros de tela y con un costo aproximado a £45,000 en aquella época. El vestido ostra de McQueen está inspirado en el diseño de 1987 de John Galliano llamado ‘vestido de mariscos’, mismo que recibió este nombre por sus capas de volantes de organza en tono gris perla que se asemejaba a las conchas de almejas apiladas —un diseño complejo ejecutado por la diseñadora Karen Crichton. McQueen admiraba este modelo desde hace tiempo y buscaba emular la complicada construcción.

Hoy día el vestido forma parte del Museo Metropolitano de Arte. “Uno de los puntos destacados en esta galería es el ‘vestido ostra’, compuesto por cientos y cientos de capas de organza de seda, casi como un hojaldre de mil capas”, explicó Andrew Bolton, curador del MET, “y la colección contaba la historia de un naufragio en el mar y el posterior desembarco en el Amazonas, poblado por piratas, conquistadores e indios amazónicos”.

“Y creo que lo interesante de este vestido en particular es que se puede apreciar cómo McQueen evolucionó como diseñador en términos del hecho de que siempre fue conocido como un sastre. Con este vestido en particular, se observa un enfoque mucho más suave”.
andrew bolton.

Sobre la trascendencia de este modelo, Sarah —quien tomó las riendas de McQueen en 2010 tras el suicidio del diseñador—, explicó más a fondo este deseo óptico. "Él quería que la idea fuese casi como si ella hubiera naufragado. La parte superior del vestido está compuesta por varillas finas y tul, y el chifón está todo deshilachado y desordenado en la parte superior. La falda está hecha de cientos y cientos de círculos de organza. Luego, con un lápiz, lo que Lee hizo fue dibujar líneas orgánicas. Y luego todos estos círculos fueron cortados, unidos y luego aplicados en estas líneas a lo largo de la falda. Así que se creó este efecto orgánico, parecido a una ostra”.

Kim Kardashian llevó este modelo Oyster (no era el vestido original) a la fiesta de Vanity Fair para los premios Oscar 2020, modelo que fue regalo de su entonces esposo Kanye West. Y dejó entrever que el glamour en los diseños de los dosmil de McQueen son efímeros.

El 'Oyster Dress' de Alexander McQueen.

Kim Kardashian en la fiesta Vanity Fair de los Oscar 2020 con un modelo del Oyster Dress.

getty

Editora digital de Harper’s Bazaar México. Escribo todo sobre moda, belleza celebridades y lifestyle, añadiendo mi ligera obsesión con la realeza y la historia.
TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Lo mejor en la tendencia del crochet para verano 2024.
Los mejores zapatos planos para usar con baggy jeans.
Carolina Herrera tiene las mejores combinaciones para ser una mujer sofisticada.