El insólito régimen de belleza de la emperatriz Sissi, incluyendo baños de aceite de oliva y mascarillas de fresa

Los rituales de belleza de la emperatriz Sissi, la consorte de Austria más bella en la historia.

emperatriz sissi rutina de belleza

getty

Si alguien se tomó de forma muy literal el strawberry makeup de Hailey Bieber, fue la emperatriz Sissi con sus mascarillas hechas de fresas. Claramente esto sucedió siglos antes de que las influencers pintaran sus mejillas de rosa y añadieran pecas falsas con delineador; lo cierto es que si hablamos de veteranas en el mundo de la cosmética, la consorte de Austria —considerada la más hermosa de la historia— fue una ávida partícipe en el antecedente de la belleza femenina.

¿Por qué es famosa Sissi?

La vida de Sissi fue una serie de dualidades —reconocida por ser de las mujeres más bellas, mientras vivía sintiéndose atrapada en la corte. Hay numerosas razones por las que esta emperatriz pasó a la historia, siendo una más dramática que la otra. Uno de los rasgos más característicos era su cabellera, misma que ataba en dos trenzas anchas; su estilo incluía vestidos de cintura alta, faldas largas y fluidas y cuellos de encaje, y sus looks fueron tan populares que mujeres en toda Europa la tomaron como referencia de moda.

Por otro lado, está su trágica vida. Además de la inconformidad de vivir en la corte y haberse casado a tan corta edad con Francisco José I, su único hijo varón (Rodolfo de Austria) se suicidó en 1889. A la emperatriz le llegó un final igual de devastador cuando un rebelde italiano le quitó la vida acuchillándola en 1898 —el corset de Sissi detuvo la herida en su pecho por un rato, hasta que se lo quitó y murió por hemorragia interna.

cabello emperatriz sissi historia

Sissi en dos de sus retratos más famosos.

getty

Los insólitos rituales de belleza de la emperatriz Sissi

Elizabeth de Austria estaba obsesionada con su belleza —más que por circunstancias de vanidad, era porque en aquella época los estándares para las mujeres eran sumamente altos y rígidos en cuanto a las apariencias.

• El cabello

Sissi nació con una excelente condición capilar, y llevaba el pelo tan largo que rozaba el piso —por eso se hacía las elaboradas trenzas y las acomodaba de distintas formas. ¡Le tomaba tres horas acomodarse el cabello! Y los peinados se los hacía su estilista Franziska Feifalik. ¿Cómo conservar esta cantidad de pelo? Franziska lo lavaba con huevos y cognac una vez cada dos semanas; y su estilista no podía llevar ni anillos ni guantes blancos, para no perjudicar la melena de la emperatriz.

• Skin care

Para el cuidado del rostro, Sissi aún acudía a los remedios naturales. Nunca fue fanática de los cosméticos, pero sí preparaba su piel para mantenerla tersa y jovial. Esto, presuntamente, lo conseguía con mascarillas de fresa o de carne cruda por la noche —y sin usar una almohada, para evitar que los ingredientes se derramaran.

• Para mantener la figura

Uno de los métodos más particulares de Sissi para conservar esa ‘cintura de avispa’ que le caracterizaba, era aplicando dos toallas remojadas en vinagre alrededor de la cintura al dormir. También tenía una estricta rutina de baños con agua fría, porque consideraba que de esta manera la piel se mantenía más tersa —aunque a la larga le provocó artritis—, y ocasionalmente tomaba baños con aceite de oliva para refrescar la piel.

¿Qué te parecen los extraños rituales de belleza de la emperatriz Sissi?

emperatriz sissi rutina de belleza

getty

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
El lookazo de Jennifer Lopez para estrenar Atlas en México.
El arte de contar historias
Es la primera fiesta de jardín que organiza William sin Kate Middleton.
El espectacular look de Anne Hathaway en la cena anual de gala de alta joyería de Bulgari.