Balmain salva su pasarela en París tras el robo de prendas y trajo un oasis floral

El oasis floral de Balmain para primavera-verano 2024 en Paris Fashion Week.

balmain paris fashion week

getty

La pasarela de Olivier Rousteing para Balmain fue una verdadera clase de arquitectura y arte, donde la gran sastrería apareció al lado de estructuras metálicas que rodeaban el cuerpo de las modelos, todo mientras el director creativo nos llevó a un pleno oasis floral —demostrando que en primavera sólo se habla de flores, y punto. Este show con efectos 3D, polka dots y lentejuela fue logrado en medio de una gran tensión, ya que a mediados de septiembre robaron 50 piezas destinadas al show de moda. Pero tras esta nube gris, salió el acroíris para Olivier.

Balmain primavera-verano 2024 para la Semana de la Moda de París

El diseñador estrella de Balmain, Olivier Rousteing, trabajó a marcha forzada para presentar su nueva colección femenina tras el robo de 50 modelos que sufrió hace diez días. Su equipo ha trabajado “día y noche” para que este desfile se llevara a cabo, según explicó Rousteing a sus fans via Instagram.

A mediados de septiembre, la furgoneta que transportaba piezas de su colección fue desvalijada mientras circulaba entre el aeropuerto y la sede parisina de Balmain. Los ladrones, que estaban armados, consiguieron huir. La policía abrió una investigación pero hasta ahora no se sabe nada del destino de los vestidos. Pero los modelos eran prototipos y existían patrones para volver a confeccionarlas prendas.

“La casa Balmain tiene talleres, subcontratistas, toda una red de artesanos. Movilizando el máximo de fuerzas es posible lograrlo”, aseguró a AFP Serge Carreira, profesor de Ciencias Políticas y especialista en moda y lujo. A sus 38 años —doce de ellos como director artístico de Balmain—, Rousteing ha sabido transformar el desfile de esta casa de lujo francesa, conocida por un círculo restringido, en una cita ineludible de la jet-set; ha dado entrada al hip-hop, ha seleccionado castings bajo el signo de la diversidad y abrió Balmain a colaboraciones como la del gigante sueco de la moda H&M en 2015. A diferencia de la mayoría de los diseñadores que cultivan la discreción, Rousteing reivindica una estética glamurosa ante sus 10 millones de seguidores en Instagram.

balmain paris fashion week

getty

balmain paris fashion week

getty

balmain paris fashion week

getty

Lo que la pasarela de Balmain trajo a la mesa fue una cautivadora muestra de siluetas que desafían el canon —faldas cuadradas, vestidos de reja de metal—, con piezas clásicas en tonalidades frescas (como verde perico y durazno) y faldas con un vuelo de ensueño. Todo esto mienteras las flores se apoderan de las telas y las vuelven un jardín andante.

Editora digital de Harper’s Bazaar México. Escribo todo sobre moda, belleza celebridades y lifestyle, añadiendo mi ligera obsesión con la realeza y la historia.
TAMBIÉN TE VA A GUSTAR