Esta es la razón por la que Chanel está aumentando los precios de sus bolsos más emblemáticos

chanel-255.jpg

La propia firma francesa lo informó a través de un comunicado, y la fecha en la que comienzan los aumentos está más cerca de lo que podríamos imaginar. Sabemos del significado que tiene un bolso Chanel y es que más que un simple accesorio, nos referimos a la historia de la firma francesa, aunado a un diseño tradicional que podría identificar cualquiera, ya sea un Timeless Classic, un 2.55 o el Boy Chanel, cada uno a través de los años se ha convertido en un objeto del deseo absoluto. Oscilando entre los 3 mil y 6 mil euros de media, la noticia de que los precios tendrán un aumento, podría significar decepción o alegría porque el dato refleja la revalorización de la marca que comenzó desde 2015 y que confirma la compra como una buena inversión. Pues recordemos que no es ningún misterio que diversos estudios financieros han colocado al mítico 2.55 como una de las mejores piezas para invertir junto al Birkin de Hermès. Ver también: La bolsa 2.55 de Chanel, ¿valor seguro? La noticia fue dada por la propia casa francesa con un comunicado a sus clientes de accesorios, en el que anuncian que la subida del 6% se hará efectiva a nivel global a partir del 1 de noviembre Todo podría deberte a un incremento “inevitable debido a la inflación y al aumento de los costos de producción y materiales”, detallan, y lo que algunos medios especializados interpretan como ejemplo de la iniciativa que la firma está tomando con respecto a la subida de los precios en las firmas de lujo. Ver también: Las 10 piezas de diseñador en las que vale la pena invertir Es así como esta sería la tercera vez que la Maison lo hace en lo que va de 2018, pues recordemos que entre marzo y julio sus precios incrementaron en Australia y Estados Unidos en modelos clásicos como Boy Chanel (+8,42%) o más recientes como el Gabrielle (+15% de media en los precios estadounidenses). Entre otras opiniones, aparece la del periodista Brian Baskin, quien apuntó que, mientras otras como Prada o Kering (grupo al que pertenecen Gucci o Yves Saint Laurent), disminuyen sus precios ante el temor de que el boom en China se agote y por la incertidumbre económica, Chanel se habría decidido a jugar el papel contrario “enviando un mensaje diferente: su marca, en todo caso, aún está infravalorada” y “presenta un desafío para las marcas que verdaderamente se consideran de lujo”. Asimismo, este aumento es más significativo porque afecta a todos los países en los que la marca francesa está presente y sigue la línea de la decisión que Chanel ya tomó en 2015 de armonizar sus precios en todos los mercados.

GettyImages-647721164.jpg

De esta forma, han roto la marcada brecha de precios entre uno de sus clientes potenciales, Asia, que está a punto de rebasar el éxito de ventas de la casa en Europa, señaló un importante portal, y a la vez combatirían el negocio de las falsificaciones y la existencia de figuras como las de los daigou (compradores en el extranjero que hacen llegar la mercancía de lujo a clientes en China para evitar los impuestos del país, que pueden incrementar los precios hasta en un 60% respecto a Europa). Haciendo con ello también un favor a su imagen de marca, menos confusa para los compradores por la abismal diferencia de precios. Este ajuste se tradujo entonces por la primera de las subidas de precio en Europa, que fue de un 20%, mientras la caída en China era en torno al 27% en modelos como el Chanel Boy. Aunque Europa sigue siendo el continente en el que adquirir un bolso Chanel es más rentable, la diferencia es cada vez más sutil y es aquí en realidad donde el aumento de precios ha seguido golpeando con más fuerza en los últimos años. Solo para contextualizar, en 2017, modelos como el clásico Flap Bag, subió un 5% -entre 2010 y 2016 aumentó su valor en un 70%-, el WOC un 7% y el Boy (ahora un 6% más caro) ya había aumentado en otro 7%, recogieron desde Purse Bop. Ver también: Estudios revelan por qué una bolsa Chanel es una sólida inversión Aquí, la pregunta es: ¿Chanel estará haciendo bien las cosas; está tomando la mejor decisión? Remontemonos a julio pasado cuando la marca ejecutó un movimiento insólito: publicaba sus ganancias por primera vez en 108 años. Un total de 9,6 mil millones en 2017 (11% más que en 2016) y con las zonas de Asia y el Pacífico subiendo la media, allí aumentaron los ingresos en un 16,5% enmarcando casi la mitad de su cifra de ganancias totales (un 40%). Desde un sitio especializadom este giro fue interpretado como una posible llamada de atención frente a compradores privados. Lo cierto es que (por ahora) Chanel goza de salud y sus aumentos de precios, ya sean entendidos como estrategia de marketing, como respuesta a un encarecimiento de los costos o simplemente a la demanda, no paran de crecer y provoca una revalorización inevitable en los modelos clásicos y los eleva cada vez más a la categoría de piezas únicas. Algo parecido a lo que ha ocurrido con los bolsos de CÉLINE de la era Phoebe Philo, pues los modelos creados antes de que Hedi Slimane llegara al mando del ahora Celine (sin acento) han aumentado su valor en el mercado de reventa en un 30% desde finales de 2017.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Avant les Débuts, la colección de Alessandro Michele para Valentino.
Todas las editoras de moda lo tienen en su carrito de compras.
Los 12 vestidos más frescos para verano 2024.
Philip Somerville fue el responsable de los miles de sobreros de la reina Isabel II y Lady Di.