Los guantes de boxeo Versace que serán un “knock-out” a cualquier cartera

Guantes Versace

Un nuevo accesorio que será el objeto del deseo de aquellas personas que practiquen boxeo. Desde ya hace varias temporadas hemos tenido muy en claro que el athleisure es la tendencia favorita de las calles, y con esta, han llegado miles de propuestas que ya no suenan tan descabelladas como lo son los leggings de yoga en lugar de jeans, los sneakers reemplazando a los stilettos y las sudaderas como pieza clave de un look de día. Con base en ello, en 2019 es un hecho que todo, absolutamente todo es posible, incluso los diseñadores de alta costura no han pasado desapercibido el athleisure y han apostado por inmiscuirse en su oda, tal es el caso de Versace que actualmente puso a la venta guantes de boxeo, sí, esa herramienta infalible de cualquier boxeador. Con un precio de 3 mil 726 dólares (71,516 pesos mexicanos), los guantes en cuestión están a la venta en Matches Fashion y son producto de una colaboración con la artista francesa Michèle Lamy, quien claramente es una gran fanática del boxeo.

Guantes-Versace

Fabricados con piel de cordero “flexible” e ilustrados por el estampado característico de Versace, de acuerdo a la descripción del accesorio tienen un cierre de velcro y ribetes dorados alrededor de los bordes exteriores. A ellos se suman, algunos complementos como la bolsa de lona negra de Versace que cuesta $801 y la bata de baño por $575, para formar todo un look completo de gimnasio al estilo de la firma italiana. No nos sorprendería verlos en algún boxeador renombrado próximamente. VER TAMBIÉN: Esta es la foto más larga de la industria de la moda y corre a cargo de Versace

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Los mejores looks de la realeza de Mónaco para la Fórmula 1.
Pantalones de lino para mujer que son más que necesarios para este caluroso verano.
Cómo llevar shorts con sandalias en mayo-junio 2024.
Con formas fluidas y un diseño sensual, conoce una colección que invita a las mujeres a redescubrir la belleza que las rodea y a llevar consigo un pedazo de ella cada día.