De La Rosa Tulum: una marca mexicana de joyería y ropa para soñar

De la rosa tulum joyería ropa mexicana

De La Rosa Tulum es una de esas marcas que al escuchar su historia te hacen soñar con un sinfín de posibilidades y con la posibilidad de empezar por completo otra vez. De dar borrón y cuenta nueva. Tomar las riendas de nuestra vida, emprendiendo caminos emocionantes y desconocidos. En entrevista con Harper’s BAZAAR en Español, Belén —una de las fundadoras y creativas originales de la marca— nos platica cómo ella y Gastón dijeron «salgamos a vivir la vida» y el proyecto De La Rosa Tulum comenzó su propio relato, aún sin siquiera llamarse así o sospechar que este proyecto se consolidaría en lo que hoy es. Ella era publicista, él era abogado; y juntos emprendieron un viaje alrededor del planeta, conociendo lo que más llamaba su atención y siempre aprendiendo cosas nuevas. «Vendimos todo, regalé cosas y nos fuimos de mochila fuimos 2 años por el mundo», nos cuenta. Hasta que Belén, pasando por Costa Rica, pensó que sería buena idea quedarse allí por un tiempo para aprender de técnicas joyeras, colores y creatividad. Una disciplina que le despertaba algo verdaderamente especial. A este mapa de perfeccionamiento en sus quehaceres artesanos se le sumaron Barcelona, Turquía y, finalmente, México. Geografías de intensas personalidades y mucho conocimiento para nutrir su trabajo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por DE LA ROSA TULUM (@delarosatulum)

Una labor que de la diversión y el placer, pasó a convertirse en un proyecto con el potencial para convertirse en algo todavía más grande. Y fue justamente en suelo mexicano donde Belén y Gastón decidieron con su joyería comenzar a «contar historias para animarse al cambio, a la transformación, a cumplir con todo lo que uno se proponga», nos cuenta ella.

El origen de De La Rosa Tulum

Fue entonces que nació formalmente De La Rosa Tulum, una firma de joyería que poco a poco se ha ido transformando en una marca de ropa y estilo de vida. Un proyecto que, no hay que negarlo, efectivamente transmite todo lo que sus creativos nos cuentan. Es una marca que nos habla en cada una de sus piezas de la belleza, de la naturaleza y del cambio. Que en cada uno de sus detalles carga con un poco de calma y de evidente pasión por las manos que les producen.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por DE LA ROSA TULUM (@delarosatulum)

«Cada mensaje se ha ido conceptualizando y reconceptualizando para elevar y celebrar sus potenciales», nos cuenta Belén al explicar cómo es que todo diseño bajo el manto de De La Rosa Tulum es un ejercicio intelectual, de sensibilidades y profesionalismo. Cómo es que, con el pasar de los años y este cambio de joyería a lifestyle brand, se han dado a la tarea de buscar siempre lo mejor de lo mejor. Esto incluye linos italianos, un experimentado náriz que desarrolló las fragancias de la firma, y los talleres locales que enaltecen los saberes de México, por ejemplo. Asimismo, Belén hace mucho hincapié en que estos últimos tienen un verdadero compromiso social y brindan apoyo a comunidades de la región.

Porvenires

Belén nos cuenta que, como marca, están «desarrollando una colección de esculturas con aluminio —en un sentido ecológico sustentable—, haciendo campañas de reciclado y comprometiéndose con la sustentabilidad de De La Rosa Tulum». Por ejemplo, nos comparte que todas las ediciones de la marca son limitadas (no producen objetos que se convertirán en un desperdicio), las etiquetas son compostables y que muy pronto, con ayuda de una organización, podrán plantar un árbol por cada prenda producida. «Queremos devolver todo lo bonito que México nos ha dado», explica la fundadora.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por DE LA ROSA TULUM (@delarosatulum)

En sus planes a futuro, también nos dice que hoy De La Rosa Tulum está ordenando todo su actual sistema de diseño y se encuentran en un viaje de inspiración. Un trayecto que los lleva actualmente por toda una nueva linea de mujer, de fragancias, de calzado y de joyería. Misma que explora las texturas, los insectos y los elementos característicos donde hoy la marca se desarrolla. Sin perder de vista, claro, que sus diseños son siempre cómodos, urbanos y para el viajero. De La Rosa Tulum, en voz de Belén, concluye: «Soñamos grande; de México para todo el mundo».

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Querrás tomar inspiración del show Crucero 2025 de Gucci.
Los invitados de lujo al show Gucci Cruise 2025 desde Londres.