Cartier celebra el amor incondicional con este accesorio

Cartier celebra el amor incondicional con este accesorio

La pulsera que ha sido el objeto del deseo por tantos años, se transforma en un ícono que representa lo que es el amor verdadero.

Louis Cartier abrió su primera tienda en París hace 170 años y hasta el día de hoy, su firma de joyería es sinónimo de elegancia, lujo y sofisticación. Uno de los capítulos más significativos de la marca francesa fue y sigue siendo el lanzamiento de la colección Love, una serie de brazaletes y pulseras que ganó gran popularidad al tratarse de un accesorio que se abría y cerraba con ayuda de un destornillador especial que “tu otra mitad” debía cuidar y resguardar como muestra de su compromiso y amor eterno.

Ahora, la pulsera que ha sido el objeto del deseo por tantos años, se transforma en un ícono que además de representar lo que es el amor verdadero es un símbolo de moda, lujo y prestigio que es visto en personalidades importantes de todo el mundo. La obsesión por Cartier continúa y vuelve más fuerte que nunca con la más reciente versión del encantador Love bracelet.

Haciendo honor a su predecesora, esta nueva colección conserva elementos de las pulseras originales, como los tornillos y el corte ovalado que se amolda perfectamente a la silueta de la muñeca, pero con un diseño más sutil, discreto y elegante. Los nuevos brazaletes están hechos de tres estructuras básicas: oro blanco, rosa, amarillo y sus versiones más fastuosas con diamantes y zafiros, además, a la familia se unen nuevos modelos sin llave ni seguro que proclaman el ‘amor libre’ sin ataduras.

Con esta nueva propuesta, Cartier nos ofrece una vez más, un accesorio atemporal que sorprende por su cuidada atención a los detalles y su esencia romántica que sigue conquistando a las nuevas generaciones.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Así se vivió el desfile de Dior otoño/invierno 2024 en Paris Fashion Week.
La temporada de calor viene con todo y es urgente que estos básicos estén en tu clóset
Así se vivió el desfile de Dolce&Gabbana en Milán.
El director creativo muestra su segunda la colección para la casa, y con ella, la confianza para hacer prendas hermosas que todos amen.