10 sucesos que marcaron la moda de la década

suceso.jpg

La segunda década del siglo nos ha traído cambios impactantes, muchos de los cuáles aún seguimos reflexionando, más allá de las tendencias, hubo sucesos que nos replantearon la forma de ver el género, el cuerpo humano, la belleza, la salud y sí, la moda. La industria se ha ido adaptando a este nuevo código de conversación (no sin algunos lamentables altibajos), pues, a través de las redes sociales, los consumidores adquirieron voz, exigieron voto y transformaron las reglas del juego.

1 Cuestión de género

https://www.instagram.com/p/BuSF3dEl_e0/?utm_source=ig_web_copy_link Los atributos a los femenino o masculino son una construcción social, un acuerdo que se había mantenido intacto por siglos. Hasta ahora. Esta década, las etiquetas se rompen y se abre espacio a la diversidad. Y para muestra, la presencia de Billy Porter en la alfombra de los Oscar, así como la presencia de modelos trans, como Nate Westling, Hari Nef, Dara Allen, Finn Buchanan y Teddy Quinlivan, quienes potagonizaron las campañas de Louis Vuitton, Prada o Moschino.

2 Renovarse o...

https://www.instagram.com/p/B51D4ebqOqJ/?utm_source=ig_web_copy_link Hace algunos años, la frase era: “see now, buy now”. Pero, en búsqueda de aminorar el ansia de los consumidores, quienes tenían que esperar seis meses para conseguir la prenda deseada (o conformarse con la versión low cost), ahora pueden conseguirla al instante. Gracias a que los diseñadores replicaron a sus replicadores. Oh, ironía. Las pequeñas firmas de gran lujo vieron en los microenvíos una excelente manera de mantener sus boutiques actualizadas, y sus ventas en aumento. Y esto también significó un cambio en la forma en la que concebimos a las pasarelas. De ser, en la época de memorias en blanco y negro, un muestrario de looks numerados, a convertirse en un verdadero espectáculo, un momento cultural iconico que nos sensibiliza con la inspiración artística del diseñador.

3 Look a LIKE!

https://www.instagram.com/p/B5--KsgAbx7/?utm_source=ig_web_copy_link Si bien las redes sociales han evolucionado la forma de interactuar de los seres humanos, hay una que cambió la forma de comunicar la moda: Instagram. La aplicación –creada por Kevin Systrom y Mike Krieger –fue lanzada el 6 de octubre de 2010. A partir de su lanzamiento, los usuarios comenzaron a compartir su día a día; sin embargo, con el paso del tiempo, sus publicaciones se fueron sofisticando, convirtiéndose en una escaparate de tendencias. Los usuarios, convertidos en “Influencers”, hicieron de los likes una herramienta de venta, posicionándose como los nuevos voceros de una época digital; mientras que las marcas, encontraron un nicho de enlace directo con su público.

4 Volver a la normalidad

https://www.instagram.com/p/BdsoUjSFVAT/?utm_source=ig_web_copy_link A mediados de la década, por ahí de 2014, apareció un nuevo término de estilo. Se trata de Normcore y se entiende como la tendencia de moda unisex que propone el uso de ropa sin pretensiones y de aspecto normal. Jeans, camisetas, sudaderas, ropa interior y zapatillas de deporte. Son prendas normales para usar, principalmente si son lindas y cómodas. Inmediatamente las firmas de lujo vieron una oportunidad y comenzaron a confeccionarla en telas preciosas o con detalles solo para los conocedores. Así han surgido los gorros de Bernie Sanders de Balenciaga, las sudaderas grises de apariencia anónima de Isabel Marant, los Birkenstock de Rick Owens ... y la lista de colaboraciones continúa.

5 La nueva hermandad

https://www.instagram.com/p/B3acNRonAyO/?utm_source=ig_web_copy_link Si el principio de siglo estuvo marcado por la continua presencia de las hermanas Olsen, ésta ha significado el reinado de las Hadid. Bella y Gigi, quienes, a diferencia de sus predecesoras, tienen un comportamiento radicalmente diferente. Las hermanas Hadid no se esconden de las cámaras ni mantienen en misterioso hermetismo sus vidas; comparten sus momentos en las redes sociales, mostrándose cercanas, dejando la parte etérea y misteriosa a un lado, para dejarse ver tal y cómo son: alegres, sensibles... humanas.

Lee: 10 tendencias de maquillaje que marcaron la década

6 Un plus a la moda

https://www.instagram.com/p/BzGLdgfA0xj/?utm_source=ig_web_copy_link Fue en esta década en la que diversas portadas de revistas de estilo de vida abrieron espacio para las modelos de tallas grandes. Una de las modelos que más campañas ha protagonizado, y más llamados de pasarela ha atendido es la estadounidense Ashley Graham. En esta necesaria revaloración al cuerpo humano hubo un importante replanteamiento sobre los valores estéticos que habían prevalecido por siglos. Así no sólo se abrió espacio en las portadas a personas con capacidades diferentes, como la modelo Jillian Mercado (quien usa silla de ruedas) o la escritora y activista Sinéad Burke (quien padece acondroplasia, la forma más común de enanismo), también puso en el centro del debate la idea del que el diseño debe incluir a todos.

7 Directores CREATIVOS

https://www.instagram.com/p/B6HIQjdDfJt/?utm_source=ig_web_copy_link Y no es que antes no lo fueran, pero, lamentablemente, en el pasado, su posición al frente de una casa de moda con legado era mantener vivos los elementos iconicos de la firma, en una suerte de presentar una herencia renovada, que normalmente derivaba en la logomania. Pero los tiempos han cambiado, importa tanto el ADN de la marca, como del diseñador que la retoma, ejemplo de ello está en la propuesta de Hedi Slimane, quien logró incluir sus mismos jeans ultra delgados en Dior Homme, Saint Laurent y Celine-no-Cèline. Premio especial también se lo merecen Riccardo Tisci, al frente de Burberry o Nicolas Ghesquière, en Louis Vuitton. Pero el premio principal se lo lleva Tom Ford, que ha logrado plasmar su visión de estilo lo mismo en ropa que en el séptimo arte.

8 El punto débil

https://www.instagram.com/p/BQXTFdxDHK8/?utm_source=ig_web_copy_link 7 Con la sensibilidad a flor de piel y la ansiedad que provoca la fama (aunada a problemas de depresión), lamentamos la pérdida de grandes del diseño, como Alexander McQueen (quien se suicidó en 2010) y Kate Spade (quien se quitó la vida al principio del 2019). Al centro de los reflectores, como cualquier celebridad, los diseñadores han dejado de ser esos dictadores de la moda, intocables, incuestionables. El precio de la impertinencia lo pagó caro John Galliano, cuyas desafortunadas declaraciones lo llevaron al punto de la bancarrota.

9 Lista negra

(No, no es un error, este punto preferimos no ilustrarlo)

Y los reflectores no sólo apuntan a los directores creativos, también iluminan las (otrora) prácticas ocultas de la industria de la moda: poniendo énfasis en cómo tratan a sus empleados, de dónde obtienen sus materias primas y qué respeto tienen para las culturas de las que se inspiran. Esta década los trapos sucios de la industria salieron a la luz, y no, no fueron nada glamorosos.

10 La joya de la corona

https://www.instagram.com/p/BsEk6vKlV_r/?utm_source=ig_web_copy_link Se trata de la alianza “vieja” y eterna entre la moda y la realeza. Los fastuosos destellos del lujo envolviendo a las nuevas encarnaciones de la realeza. Así, las princesas Kate y Megan se convierten en los nuevos iconos de estilo de la época. Sus acertadas elecciones de moda se convierten en éxitos en venta, desde el vestido cruzado de Kate hasta el bolso Strathberry de Megan. Lo mismo ocurre con el guardarropa de sus hijos, que al instante es un sold out en tiendas.

Lee: 10 grandes de la moda que murieron esta década

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Querrás tomar inspiración del show Crucero 2025 de Gucci.
Los invitados de lujo al show Gucci Cruise 2025 desde Londres.
Descubre los elegantes vestidos de verano 2024 preferidos por las mujeres francesas.