Estilo de vida

Por qué no sería tan buena idea una secuela de ‘The Devil Wears Prada’