Conoce Bazaar Careers hoy 8 pm

BazaarCareers-1000x5001.jpg

Por ya mucho tiempo (y descaradamente culpamos a The Devil Wears Parada), se ha creado en los fieles seguidores de la industria de la moda, una idea alejada y un tanto errónea respecto a las personas que conforman este mundo y creemos que ya es buen momento de saber la realidad que hay detrás. En este universo de telas, diseños y lujo justamente no todo es ropa y pasarelas ya hechas como por arte de magia, tampoco todo se trata sobre modelos y diseñadores únicamente, pues en un mundo tan diverso como este hay mucho más gente involucrada de lo que pudiéramos imaginar y son ellos los que con su talento logran que todo parezca mágico e inalcanzable. Y en muchos casos, lograr que nos cuestionemos cómo es que alguien pudo idear algo tan maravilloso. VER TAMBIÉN: 6 áreas para trabajar en moda sin ser diseñador Esta introducción tan romántica es solo para explicarte la esencia de Bazaar Careers; un espacio en el que reconocemos el valioso y arduo trabajo que hacen todos aquellos que día a día se esfuerzan en imaginar, crear e innovar una industria que aunque muchos tachan de superficial, es un mundo que comunica y muestra miles de posibilidades. Editores, fotógrafos, estilistas, periodistas y muchas profesiones más, son las que se encuentran justo en esa parte que muchos desconocen; fittings, cámaras, computadoras e incluso plumas y cuadernos fortaleciendo todo aquello que vemos en la versión digital o impresa de las revistas que es justo en el que somos expertos. En menos de un minuto, conoceremos a las mentes creativas más allá de lo profesional, descubrir cómo fue que nació su amor por el arte, la estética, perfección y sofisticación el cual comparten e inspira a que todo lo que se imagina puede ser posible en el mundo de la moda. VER TAMBIÉN: Las 10 mentiras que toda mujer dice trabajando en el mundo de la moda

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Cuándo sale la temporada 5 de Stranger Things? Y más detalles que se saben al momento.
Películas de moda que merecen verse antes de volver a obsesionarnos con la secuela de Devil Wears Prada.