¿Quieres una piel PERFECTA para ti? Sí se puede y esto es lo que debes comer

piel-perfecta.jpg

La piel es el mayor órgano del cuerpo y casi siempre un reflejo de cómo estamos por dentro. Además es uno de los sistemas encargados de limpiar el organismo, junto con el hígado, los riñones, los pulmones y los intestinos, y a su vez, el órgano más grande de nuestro cuerpo, actúa como barrera protectora entre nuestro organismo y el medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras.

Para tener una piel sana hay que evitar hábitos de vida poco saludables (como el tabaco, el exceso de alcohol y el estrés) y eliminar alimentos que nos roban vitaminas y minerales necesarios para la renovación celular, como harinas y azúcares refinados, grasas saturadas y alimentos procesados.

VER: 10 Alimentos que limpian tu organismo

Así, para gozar de una piel sana es básico mantenerse bien hidratado y nutrirse con alimentos ricos en omegas, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Las proteínas de alto valor biológico son fundamentales para la formación de las estructuras corporales, siendo el colágeno y la elastina los responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel, al igual que los ácidos grasos insaturados y las vitaminas C y E por su gran capacidad antioxidante.

Por otra parte, el déficit de algunos nutrientes puede provocar que el proceso de renovación de la piel no se desarrolle correctamente pudiendo provocar alteraciones que afectan a nuestra piel. También, se ha visto que hay una relación directa de mejora y renovación de la estructuras de nuestra piel cuando nuestra alimentación proviene de alimentos de baja carga glucémica, como las legumbres, cereales integrales, verduras y frutas.

Por lo que para lucir una piel radiante, la LNCA Natalia Reynoso K nos mencionó los alimentos no pueden faltar en tu dieta:

ZANAHORIA

GettyImages-454947026.jpg

Es una gran fuente de betacaroteno, precursor de la vitamina A, que tiene efecto antioxidante y promueve la producción de colágeno, por lo que es esencial en el proceso de renovación celular.

Tomar alimentos ricos en betacarotenos es una forma eficaz para proteger la piel del fotoenvejecimiento.

Además de la zanahoria, todos los vegetales amarillo-anaranjados (mango, calabaza, durazno, papaya, pimientos etc.) y las verduras de hoja verde (brócoli, espinacas, acelgas etc.) aportan este nutriente.

VER: ¿Qué vitaminas debemos buscar en las etiquetas de nuestras cremas?

SANDÍA

sandiaaa-e1543256071981.jpg

Contiene licopeno, otro carotenoide con una potente acción antioxidante.

Según un ensayo clínico realizado por el Departamento de Dermatología de la Universidad de Manchester, el licopeno protege la piel frente al daño producido por la radiación solar. Asimismo, su consumo nos ayudará a conseguir una piel radiante, ya que mejora el tono y brillo de la misma.

Este compuesto está presente en la sandía, el tomate, el pimiento rojo, papaya, toronja.

VER: Alimentos que te ayudarán a mantener la figura este verano

GUAYABA

9ca87208c48f8e39cccb20d88969e04d.jpg

Su secreto para ayudarnos a mantener un cutis joven, reside en su alto contenido en vitamina C, otra sustancia antioxidante clave para la producción de colágeno y reparación epidérmica.

Contribuye a mantener la flexibilidad cutánea y, según un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, ayuda a reducir las arrugas, líneas de expresión y manchas. En pieles sensibles minimiza la irritación y hace más efectiva la absorción de cremas.

Otras fuentes de vitamina C son la fresas, los cítricos, el kiwi, el mango, pimientos, brócoli.

VER: Qué debes beber (y a qué hora) para tener una piel perfecta

AGUACATE

a8038ba81e59da689226e2739bd0fd75-e1543256602870.jpg

Destaca su contenido en vitamina E, que contribuye a neutralizar el daño de las células cutáneas como consecuencia del ataque de los radicales libres, especialmente el ocasionado por el exceso de radiación solar. Tiene un potente efecto antienvejecimiento y es el aliado perfecto para tratar manchas del rostro. Su consumo tiene efectos positivos para prevenir y tratar el acné, así como descamaciones e imperfecciones.

Además del aguacate, el aceite de olivo, semillas de girasol, los frutos secos y el germen de trigo son buena fuente de vitamina E.

VER: Los secretos de Yazemeenah Rossi para envejecer de forma espectacular

SARDINA

sardinaa1.jpg

Es uno de los alimentos que más vitamina del complejo B contiene (B1,B2, B3, B9, B12), mismas que intervienen en los procesos de renovación celular y son vitales para evitar que la piel pierda tono.

La vitamina B mejora el flujo sanguíneo permitiendo un mayor aporte de oxígeno en las capas externas de la piel, mejorando su capacidad para retener la humedad y reducir la formación de grasa en la piel.

Las mejores fuentes son las carnes, los vegetales de hoja verde, los huevos, las legumbres, los cereales integrales, los lácteos, los frutos secos y la levadura de cerveza.

VER: 30 Señales de que no estás obteniendo suficientes vitaminas

FRUTOS ROJOS

frutos-rojos-e1543256980893.jpg

Otro grupo de sustancias de efecto antioxidante y que cada vez cuenta con más investigaciones que demuestran su eficacia fotoprotectora son los polifenoles.

Los frutos rojos son ricos en ácido elágico, un polifenol que, según un estudio realizado por investigadores de la Hallym University de Corea del Sur, reduce la respuesta inflamatoria y la degradación del colágeno causada por el exceso de sol. Así como también tiene propiedades regeneradoras y de cicatrización.

VER: El secreto para la piel eternamente joven está en las vitaminas adecuadas

SEMILLAS DE HEMP

organic-hulled-hemp-seeds-1500.jpg

Este superfood es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega 3 y 6.

Se trata de grasas saludables que disminuyen la inflamación e irritación de la piel y la mantienen mejor hidratada, por lo que contribuyen a reducir las arrugas y líneas de expresión. Su déficit puede provocar que la piel pierda excesivamente agua y se vuelva escamosa.

VER: La razón por la que debes incluir superalimentos a tu dieta

Además, según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, consumir con regularidad alimentos ricos en ácidos omega 3 y 6, aumentan la inmunidad de la piel ante el efecto de la luz solar.

Igual que debes usar productos especiales para humectar la piel desde afuera, también necesitas beber de 2 a 3lt diarios de agua. La falta de líquidos se puede reflejar de manera inmediata en el cutis porque éste se deshidrata, se reseca y pierde flexibilidad.

VER: 5 alimentos que te están causando acné

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Los mejores peinados de cabello midi para verano 2024.
¿Cómo tener una piel tersa y firme?
Qué es un corte bob texturizado y cómo llevarlo para rejuvenecer el rostro.