La razón por la que deberíamos pagar más por una prenda fast fashion

fast.jpg

Cuando estamos frente al aparador muchas veces no pensamos en todo el trabajo detrás de la prenda, y quizá debamos comenzar a considerarlo... No es un secreto que a lo largo de los años los activistas de la moda han pedido cada vez mejores salarios y condiciones de trabajo para las personas que fabrican nuestra ropa, y eso ha ido aumentando especialmente a medida que la moda continúa ampliando la brecha entre la producción y el consumo. Al tanto, un nuevo estudio muestra que una camisa de 20 centavos de dólar solo tendría que costar 20 centavos más para pagarle a los trabajadores indios un salario digno, informó The Fashion Law. Por su parte, Murray Ross Hall, investigador de la Universidad de Queensland, y Thomas Wiedmann, profesor asociado de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney, argumentaron que una prenda como tal debería costar entre un 1 y un 4 por ciento de aumento en el precio de una prenda para para pagar a los trabajadores un salario digno, dependiendo del país de producción. La investigación de Hall se centró en la producción en India y el consumo en Australia. Y argumentó: “un aumento de 20 centavos en promedio sería suficiente para sacar a todos los trabajadores indios de la cadena de suministro de ropa de la pobreza”. El número es muy pequeño debido a los descuentos en las tiendas tradicionales, lo que significa que la mano de obra es una fracción del costo que un cliente paga a las tiendas de fast fashion por una camiseta.

nb20130530a2a.jpg

Lo anterior fue corroborado en la investigación realizada por Deloitte para Oxfam Australia en octubre de 2017, que encontró que un aumento del 1 por ciento de los precios minoristas podría proporcionar a los trabajadores un salario digno. Descubrieron que solo entre el 2 y el 7 por ciento del costo total de la prenda proviene del costo de producción y al aumentar el precio, el 1 por ciento sería la diferencia entre los salarios dignos. Aunque aparentemente suena fácil, ¿por qué las cadenas de fast fashion no están haciendo algo sobre eso? Las respuestas podrían ser: por un lado, es difícil rastrear dónde se producen las materias primas y quién las hace realmente en la gran cadena de suministro. Muchos minoristas trabajan con contratistas que luego contratan personas para producir las telas. Y también es difícil asegurarse de que el aumento del 1 por ciento se destine a los trabajadores, que están muy lejos de la tienda en la que se vende el artículo. Por lo que Hall sugiere que los minoristas se eduquen sobre cuánto debería pagarse a un agricultor de algodón e implementar un sistema para asegurarse de que se les indemnice de manera justa.

moda-fast-fashion.jpg

Lo cierto es que los consumidores no podemos simplemente agregar un 20 por ciento de propina cuando compramos con la esperanza de que llegue a los trabajadores de la fábrica, por lo que la mejor opción es utilizar compañías transparentes que en voz alta y orgullosamente paguen a sus trabajadores de manera justa en cada paso de la producción.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
La vestimenta de Frida Kahlo está llena de significado.
Carolina Herrera tiene los pantalones acampanados en tendencia para las de 60+.
Cómo vestir con estilo boho este verano 2024.
El espectacular look de Naomi Campbell en el estreno de Furiosa en Cannes 2024.