¿Sería Andy Warhol un adicto a las redes sociales?

andy-warhol-entrevista-museo.jpg

Eric Shiner dirige desde Pittsburgh el Andy Warhol Museum, una antigua fábrica con 17 galerías dedicadas en cuerpo y alma al fundador de la Factory, magnate del pop art, productor, promotor y animador de la vida social y artística neoyorquina hasta su muerte, en 1987. Inaugurado hace dos décadas en su ciudad natal, el museo presenta toda su mitología visual a través de 900 pinturas, 2,000 dibujos, 100 esculturas, 4,000 fotos, 60 filmes, 4,000 videos… Experto en arte contemporáneo japonés y una autoridad mundial en Warhol, Shiner nos cuenta por qué este artista irreverente, sincero y obsesivo, que se quitaba el estrés pasando la aspiradora, es un tipo irrepetible.

Harper’s Bazaar: Eres una gran autoridad en Warhol. ¿Cuál ha sido tu descubrimiento más sorprendente y desconocido sobre el artista?

Eric Shiner: Su fe y profundo compromiso con el catolicismo. Warhol era muy religioso. Iba a la iglesia a rezar al menos una vez al día. Tiene fama de fiestero salvaje, pero eso no puede estar más lejos de la realidad ¿Y de su arte? Hizo cientos de entrevistas, escribió libros y artículos, filmó películas. Su arte ha sido ampliamente estudiado y discutido… ¿Hay algo que se nos escape? Puedo garantizar que llevará al menos otros 20 años conocer todo sobre Warhol y su trabajo. Quizá más. Hay tantas series y trabajos desconocidos que en el museo siempre estamos pensando en cómo darlos a conocer al mundo. Así que… ¡estén atentos!

HB: ¿Quién fue el artista que más le influyó?

ES: Marcel Duchamp, sin duda. Siempre recurría a él para inspirarse.

HB: ¿Y quién es Warhol para el arte contemporáneo?

ES: Es su padre y su madre: dio a luz la noción del arte contemporáneo como lo entendemos hoy. Lo cambió todo, trabajó todas las disciplinas y medios. Fue una celebridad, un hombre de negocios y un ícono cultural.

HB: ¿Hay algún artista vivo comparable a Warhol?

ES: Ninguno se acerca, ni de lejos.

HB: ¿Sería posible un fenómeno así hoy?

ES: Definitivamente no. El mundo de las redes sociales, que Warhol presagió con su famosa cita: “En el futuro, todo el mundo tendrá sus 15 minutos de fama”, hace imposible conquistar realmente el mundo del arte. Debemos recordar que la escena artística de los 60 era una diminuta versión de lo que es hoy. De ahí que sea mucho más duro llegar arriba, y quizá todavía más difícil tener éxito en todas las plataformas de producción como él consiguió.

GettyImages-670030.jpg

Getty Images

HB: Cuéntame cómo era su relación con el dinero y las Cápsulas del Tiempo.

ES: Warhol amaba el dinero, y en su persecución del sueño americano hizo todo lo que estuvo en sus manos por acumular la mayor cantidad posible. Dibujó, pintó y hasta hizo dinero, quizá queriendo convertirlo en realidad ¡Y funcionó! De la misma forma, también adoraba acumular objetos y materiales, y sus 610 Cápsulas del Tiempo (cajas de cartón, un baúl y gabinetes con cajones) son un testamento de vida a través de los más de 305,000 objetos que contienen. Desde imágenes hasta cartas de famosos, cosas de la vida diaria, invitaciones a exposiciones e incluso un pie humano momificado. Todas estas piezas nos ayudan a entender el mundo en el que vivió.

HB: Siempre subrayas que fue muy generoso con otros artistas.¿A quién y cómo ayudó?

ES: De muchas maneras. Desde darles trabajo en la Factory hasta ayudar a establecer la New York Academy of Art en TriBeCa. Warhol sentía que dar era importante, y también se beneficiaba de las ideas y la energía de los jóvenes artistas que trabajaban con él, como Keith Haring, Jean-Michel Basquiat, Julian Schnabel o Francesco Clemente. Warhol vivía en una América de fantasía, obsesionado con el glamour, la fama y el consumismo de EEUU.

HB: ¿Qué sabía de América Latina, su arte y sus artistas?

Ése es un concepto interesante. Ciertamente para muchos Warhol tenía una vida de película, pero es que ésa era su realidad. Tuvo varios puntos de encuentro con Latinoamérica, desde su amistad con Bianca Jagger o darle su primer trabajo en Nueva York a Mario Testino para su revista, Interview, hasta su colección de artesanía latinoamericana o los muchos clientes que le pedían retratos desde América Latina a finales de los años 70 y 80. Le llevó sólo unos meses comenzar una brillante carrera como ilustrador en revistas, pero el mundo del arte se le resistió durante años.

HB: ¿Cómo vivió este rechazo?

ES: Fue incluso más rápido: Warhol consiguió su primer trabajo como ilustrador para la revista Glamour a los pocos días de mudarse a Nueva York, en 1949. Pero sí, él siempre quiso más, y persiguió hacerse un nombre en el mundo del arte. Se enfrentó a toneladas de negativas, desde el director del MoMA, que rechazó una ilustración de zapatos que quiso donar al museo, hasta no ser aceptado por artistas un poco mayores que él, como Jasper Johns y John Cage. Pero Warhol no dejó que todo eso le afectara, y trabajó todavía más duro para conseguir el éxito.

Getty Images

Getty Images

HB: ¿Cómo crees que utilizaría las redes sociales? ¿Sería el más seguido en Twitter o Instagram?

ES: Siempre es difícil predecir lo que estaría haciendo hoy, pero teniendo en cuenta su amor por la innovación y la tecnología, seguramente sería un adicto a las redes sociales.

HB: ¿Estaría orgulloso del museo en su ciudad?

ES: Estoy convencido de que le encantaría el hecho de que esté en Pittsburgh. El museo ha cambiado la mentalidad de la ciudad y ha ayudado a convertirla en un dinámico centro cultural. Por todo eso sé que estaría tremendamente orgulloso. Estás explorando diferentes oportunidades de negocio para el museo, como el propio Warhol habría hecho, teniendo en cuenta que no diferenciaba entre arte y negocio.

HB: ¿Puedes darnos algún ejemplo?

ES: Tendemos a ver nuestro modelo de negocio como el propio Warhol, y tenemos varios proyectos que nos reportan beneficios, como las exposiciones itinerantes, los eventos artísticos o nuevos proyectos centrados en su filmografía. Nuestra posición en el mundo museístico es muy interesante, y la visión empresarial de Warhol forma parte de nuestro ADN.

HB: ¿Qué hay de los planes para abrir un Museo Warhol en Nueva York, su lugar preferido en el mundo, donde vivió y trabajó?

ES: En este momento hemos abandonado nuestra búsqueda de un espacio para el museo en Nueva York, pero es muy importante tener presencia allí, ya que era el otro polo en su vida. Lo hacemos a través de campañas de marketing en Times Square, una gala anual de captación de fondos y varios eventos y exposiciones con nuestros socios culturales.

HB: ¿Qué gran pieza falta en el museo?

ES: Tenemos la suerte de contar prácticamente con su colección completa, pero nos faltan unas 10 piezas clave. Me haría muy feliz tener una de sus primeras pinturas de la serie de cómics. Lee también: Se publica una carta de Yves Saint Laurent dirigida a Andy Warhol

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Y toda amante de moda debería verla al menos una vez en su vida.
Todo lo que sabemos sobre María y la moda 1914-2024 en Ciudad de México.
Los mejores estrenos en streaming para abril 2024.
Lo que debes escuchar de Beyoncé antes de Cowboy Carter.