15 reglas que la familia real británica debe cumplir cuando se sienta a cenar

real.jpg

Podemos imaginar lo que comen los miembros de la casa real británica pero a la hora de pensar cómo lo hacen comienza la incógnita... El estricto protocolo de la realeza incluye normas de lo más diversas, pero hay algunas que han conseguido sorprendernos (y dejarnos con la boca abierta). Un gran número de reglas que deben seguir a la hora de sentarse a la mesa, dignas de analizar. Aquí las 15 reglas que la familia real británica deben tener en cuenta a la hora de comer:

La cena (siempre) es formal

r6.jpg
Cuando vas a sentarte a la mesa para cenar con la reina Isabel II nadie puede hacerlo sino lleva ropa formal.

Un código específico para el personal

r1.jpg
Los miembros de la casa real británica tienen un código “secreto” con el personal que trabaja allí. Por ejemplo, si Kate Middleton quiere ir al baño, además de disculparse con el resto de la mesa antes de levantarse, debe informar al camarero de donde ha ido ¿cómo? cruzando el tenedor y el cuchillo en su plato.

Para finalizar la cena

r7.jpg
En el lenguaje royal, los presentes deberán colocar los cubiertos mirando todos hacia el lado derecho, en la parte inferior de su plato. De esta manera todos sabrán que esa comida ha llegado a su fin.

Las servilletas, de manera muy sutil

r5.jpg
Los miembros de la casa real deben doblar las servilletas por la mitad y cuando necesiten hacer uso de ella, limpiarse únicamente con la parte de dentro con el objetivo de que nadie vea si esta sucia o no.

La reina Isabel II debe aprobar el menú antes

r10.jpg
El chef de palacio envía propuestas y ella es quién decide el menú de la semana. Tiene la última palabra.

¿Pasta para cenar? No

r9.jpg
A la Reina le gusta mantener una dieta saludable a la hora de cenar por lo que ni la pasta ni el arroz son opciones viables.

Tampoco mariscos

r4.jpg
No es una norma estricta pero debido a la intoxicación que pueden provocar este tipo de comidas, los mariscos no están en ningún tipo de menú de la casa real.

No se acepta comida que no este aprobada con anterioridad

r14.jpg
Aunque parezca algo espontáneo, todo lo que se van a comer los diferentes miembros de la realeza británica está revisado y aceptado.

Pero una vez programada, no pueden negarse a ella

r13.jpg
Es decir si hay algún aperitivo programado para alguno de ellos, deberán probarlo aunque no quieran.

Hay todo un equipo (real) encargado de los asientos

r12.jpg
Una de las piezas clave del protocolo, la ubicación de los asientos. Dentro de la casa real tienen lo que se conoce como Oficina del Mariscal de la Corte y ellos se encargan de colocar a los asistentes a las diferentes comidas o eventos.

Las conversaciones en la cena tienen un orden

r8.jpg
Todo esta programado. Los que se sientan al lado de la reina Isabel II son los que van a hablar con ella, pero con un orden establecido. La monarca habla con la persona de la izquierda hasta a la hora del segundo plato donde pasa a mantener una conversación con aquel que se encuentra en su lado derecho.

Cuando la reina termina, todos terminan

r3.jpg
Es muy simple: la reina termina su comida e inmediatamente todos terminan.
Por lo que no debes irte antes de ella
r2.jpg
Abandonar la mesa antes que la reina es de mala educación por lo que debes mantenerte sentado hasta que ella finalice.

Sin embargo, la reina sabe cuidar de sus invitados

r15.jpg
Consciente de esta norma, la reina siempre intenta llevar el ritmo de todos los comensales y si en algún momento ve que alguien va más lento, ella misma intentará esperar para dejarle comer.

Lo que sucede en palacio, se queda en palacio

r11.jpg
Este tipo de reglas solo se siguen dentro del palacio real, una vez que los diferentes miembros salen de ahí las normas son menos estrictas.
TAMBIÉN TE VA A GUSTAR