10 Puntos que debes considerar al empacar para un viaje de negocios

10 Puntos que debes considerar al empacar para un viaje de negocios

¿Vas a salir de la ciudad y no sabes por dónde empezar? Sigue estas recomendaciones para que no te falte nada

1. Planea y adelántate a los hechos: Parece obvio pero checar el clima es básico para saber qué llevar. Después checa tu itinerario. La clave para convertirte en una experta empacando es llevar exactamente lo que necesitas. Para organizarte a la perfección, haz una lista.

2. Elige una maleta pequeña: Si tienes un viaje de negocios, evita que tu equipaje sea grande y estorboso. Una maleta con ruedas en la que puedas guardar lo básico, es más que suficiente.

3. Empaca outfits completos: Decide qué vas a usar cada día y lleva una o dos prendas que se puedan combinar entre sí. Colores como el negro, blanco y azul marino te harán verte arreglada siempre.

4. NO necesitas un par de zapatos para cada día: Unos tacones, flats, botas o sandalias en colores neutros te servirán.

5. Si dudas recuerda que menos es más. Si buscas un look chic trata de no esforzarte tanto.

6. Vestirte en capas es la clave para viajar bien. Llevar un trench, un suéter y una camisa debajo es perfecto. No sentirás frío y si hace demasiado calor, podrás quitarte todo.

7. Cuando viajas lo más ligeramente posible, cada detalle cuenta. Guarda sólo las joyas y complementos básicos para restarle peso a tu maleta.

8. Apégate a la bolsa de plástico de 100ml si viajas con maleta de mano. Así evitarás que tus perfumes y artículos de belleza favoritos terminen en la basura.

9. Siempre lleva contigo un bikini o traje de baño. Algunos hoteles de negocio tienen albercas o spas. ¡No te arrepentirás de tomarte unos minutos para relajarte!

10. No olvides los toques que te ponen de buenas. Aceites aromáticos, velas o hasta una bocina inalámbrica pueden cambiar el mood de tu día.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Cuándo sale la temporada 5 de Stranger Things? Y más detalles que se saben al momento.
Películas de moda que merecen verse antes de volver a obsesionarnos con la secuela de Devil Wears Prada.