Lo que no sabías sobre la forma de acomodar la ropa en las tiendas fast fashion

Lo que no sabías sobre la forma de acomodar la ropa en las tiendas fast fashion

Ahora cada que salgas a comprar, ¡será lo primero en lo que te fijes!

Cuando estamos de compras y entramos a una tienda fast fashion, no nos asombra en lo más absoluto ver que las nuevas tendencias son las que ocupan los primeros puestos dentro del espacio, mientras que las ya no tan “novedades” ocupan otros estantes menos llamativos, por lo que siempre hay algo que llama nuestra atención y que admitámoslo, con lo que a veces nos dejamos llevar: la manera en la que todo esta acomodado.

Comencemos por los maniquíes, los responsables de portar aquellas nuevas prendas y de reinventarlas también, estos modelos estáticos sin duda son los protagonistas de cada colección, pues sus looks sirven de “inspiración” para aquellas mentes indecisas, y detrás los persigue mucha historia, pues cada temporada esperan su turno para poder ver aquella luz de aparador, luego de una selección muy particular, en la que gente especializada los viste y desviste ideando los atuendos adecuados.

Pero ellos no son los únicos que vemos en nuestro paso por el centro comercial, y todo lo que rodea a las tiendas como lo son los aparadores, decoración, pasillos, espejos y demás, fueron colocados y adaptados justo como la tienda quiere que el público los vea, pues sí, antes llevan a cabo fotografías hasta conseguir el lugar y posición indicado casi como un boceto.

Por ejemplo, Zara utilizan tres distintas maneras de acomodar los maniquíes, en la vitrina frontal, nueva colección y pasillos; así cuando se consigue el lugar perfecto para cada uno de ellos, se monta, se toma una fotografía y se analiza hasta tener en cuenta que es el espacio indicado.

Por lo que podemos decir que lo anterior, es casi todo un trabajo de diseño de producción que se basa en la prueba y resultado, más a parte al tan conocido marketing y obvio a las tendencias (y también porqué no) desfiles que vayan surgiendo (quizá las tiendas no tardan tanto en adoptar alguna imitación de las cabezas y dragones bebé de Gucci), para que el recinto tenga un panorama que te provoque esas ganas de no salir (y comprar y comprar).

También, la repetición es fundamental, pues tampoco es coincidencia que la nueva denim jacket que acaba de lanzar la tienda no solo esté en la entrada sino también este colocada cerca de la caja y eso se debe a que encuentres no solo lo que necesites, sino algo más, y a ello han recurrido los grandes imperios del fast fashion. Por eso la próxima vez que salgas de compras, ten en cuenta que ese vestido que te gustó al entrar y luego más adelante, no te persigue, sino que se debe a una estrategia muy bien pensada.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Todo lo que habrá en Bridgerton 3: sinopsis, fecha de estreno, nuevas fotos y más.
Los episodios de San Valentín de nuestras series preferidas.
Así es ‘Damsel’, la nueva película de Millie Bobby Brown para Netflix.
Las mejores miniseries para ver el 14 de febrero.