Le hacen ‘bullying’ a una popular artista de maquillaje

Le hacen 'bullying' a una popular artista de maquillaje

Melissa Murphy revela imágenes de sus clientes sin retoque

Las redes sociales tienen trampa y cartón, y chapa y pintura. Casi a diario conocemos un nuevo caso de fraude-acoso-derribo virtual. Por a por b; con o sin razón de peso. Y Melissa Murphy da cuerpo al más reciente. Murphy, maquilladora de actrices porno con extensa experiencia, descubrió en Instagram un poderoso arma de autopromoción.

@XmelissamakeupX, su único perfil, haría públicas imágenes del antes y el después de sus clientas.

“Como soy un poco tímida no quería entrar en las redes sociales para contar que me he cepillado los dientes o que me he ido de tiendas, como hacía la gente entonces, pensé que tenía que ser creativo y combiné mi experiencia en ventas con mi talento como maquilladora y comencé a publicar fotos de mi trabajo”.

El quehacer de Murphy se convertía en viral de la noche a la mañana. “Todo explotó en Internet (...) Estaba en todas partes”. Eso sí, por poco tiempo. A escasos días de abrir su concurrida cuenta, las actrices comenzaron a llamar a Murphy para acusarla de haber vendido sus imágenes personales a los medios de comunicación así como de haber mostrado sin tapujos las imperfecciones que entraña una industria acaudalada como pocas. El hashtag #MakeupArtistNoList se comenzó a divulgar junto a las cuentas de Twitter e Instagram de la maquilladora.

Murphy pasó del ‘eminencia’ al ‘sinvergüenza’ y en 2013, rechazada por su mercado, se trasladó a la India. Dejó su apartamento en el Valle de San Fernando (California) y aceptó una oferta de trabajo en el país asiático. Casi dos años después, reaparece y retoma su historia (y su vida) donde la dejó: seguirá publicando sus famosas fotografías de actrices porno al natural.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR