Siguiendo las huellas de Christian Louboutin

Christian Louboutin

Christian Louboutin habla con Justine Picardie acerca de las mujeres que han marcado su vida, la vida que ha moldeado sus zapatos, y por qué las zapatillas de cristal de Cenicienta son un sueño hecho realidad.

Para sus innumerables admiradores alrededor del mundo, incluido él mismo, Christian Louboutin es más que un diseñador; es un proveedor de encantos y sueños, el equivalente contemporáneo de un mágico zapatero de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen (quien curiosamente era hijo de un zapatero).

Christian Louboutin

Christian Louboutin

He conocido a Christian Louboutin desde hace muchos años y lo he visto rodeado por cientos de fanáticas buscando su firma en Harrods, y celebrado hasta en canciones de Jennifer Lopez.

Pero nos reuniremos hoy en una de sus propiedades parisinas (Louboutin es dueño de varias en esta ciudad que lo vio nacer, así como casas de campo en Francia, Egipto y Portugal). Está a unos cuantos pasos de su boutique en Rue Jean-Jacques Rousseau, donde los ansiosos compradores coleccionan sus distintivos zapatos de suelas rojas.

Pero dentro de su departamento está una nueva y cautivadora colección, Made to Order, con creaciones fantásticas mostradas por primera vez en la Semana de la Moda de París, incluyendo un par de tacones de aguja de oro platinado esculpidos a mano, inspirados en las espinas de un puercoespín, cabujones turquesa adornados y una tiara de filigrana.

Christian Louboutin

Zapato Zuleika Regna, de la colección Made to Order.

Nuestra conversación continúa, como siempre, guiada por su característica mezcla de lapsos imaginativos y franqueza encantadora. Está contento de hablar sobre sus hijas gemelas, de cuatro años (quienes han sido el catalizador para su más reciente aventura: una colección cápsula de zapatos para bebé), y su inesperada determinación respecto a lo que aceptarán usar para ir a la escuela.

“No podemos decirles qué usar”, dice meneando la cabeza. “Es muy extraño, porque eso no proviene ni de mí ni de su madre”. Dicho eso, tiene una gran experiencia con figuras femeninas de gran determinación: tres hermanas mayores y una madre cuyo romance extramarital con un egipcio terminó en la concepción de Christian Louboutin.

Fue hasta la muerte de sus padres cuando descubrió esto -por sus hermanas-, asimismo, su enfoque filosófico de la vida es tan grande que tomó las noticias a su favor. “Sigo considerando que mi padre era mi padre, y mi padre biológico fue una historia entre un hombre y mi mamá... Amo a mi padre y él me amaba profundamente”.

Sin embargo, sí relaciona la muerte de su madre, en 1991, cuando él tenía 27 años, con una recién descubierta ambición para lanzar su propia compañía (después de haber trabajado como asistente del legendario diseñador de zapatos Roger Vivier, luego de un internado en Folies Bergère y una temporada en Dior).

Me convertí en un adulto cuando ella falleció; ya no era un niño porque era más hijo de mi madre que hijo de mi padre. Él estuvo ahí, pero menos presente; mi mamá estuvo conmigo stodo el tiempo. Y siempre me motivaba, así que pensé que debía hacer algo por ella”.

Inesperadamente su madre usaba zapatos planos, en vez de los empinados tacones por los que Louboutin se hizo famoso. Pero está feliz de diseñar zapatos de piso y tenis, tanto para mujeres como hombres. “En realidad en este punto ya no pienso en el género”, explica.

“Tenemos más mujeres trabajando en la empresa que hombres, y aunque diseñé los mocasines para varones al principio, las chicas del estudio comenzaron a usarlos. Así que dije: ‘Está bien’. Ahora cuando estoy diseñando tenis no pienso específicamente en hombres o mujeres”.

Por otra parte, aunque Christian Louboutin sí incorpora el consejo de un amigo, quien es un atleta profesional, en lo que concierne a crear zapatos para correr que sean tan funcionales como decorativos.

“Ha ayudado con el proceso porque es muy apasionado respecto a su técnica deportiva”. Como consecuencia, la reciente colección de Louboutin con tenis combina su famoso estilo creativo (colores atrevidos, estampados de graffiti, y decoraciones de cristal) con una precisión técnica, brindando comodidad y flexibilidad.

Las amantes de las bolsas estarán complacidas por descubrir que también tiene una nueva colección -conocida como Marie Jane Bucket-, que incluye un diseño en neopreno rojo que va de la mano con unos tenis para correr.

Christian Louboutin

Bolsa Marie Jane Bucket; tenis en conjunto, ambos de la colección Run Loubi Run.

Y como todos los grandes magos, Louboutin sigue considerando cómo sacar el talismán definitivo de los cuentos de hadas: las zapatillas de Cenicienta. ¿Quieres saber más? ¡Encuentra el resto del artículo en nuestra versión impresa de Harper’s Bazaar!

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Blue Book 2024: Tiffany Céleste celebra la imaginación sin límites de Jean Schlumberger y su fascinación por los misterios del universo.
Las faldas largas más bonitas para verano según las españolas.