El lema de Ale Quesada: “Corre, crea, ama”

cq5dam.web_.1280.1280.jpeg-4307.jpg

La diseñadora mexicana revela como complementa el diseño con su pasión por el ‘running’

Una mañana de septiembre, la diseñadora de moda Ale Quesada, regresa a su creativo y espacioso departamento de los míticos Edificios Condesa tras correr 16 kilómetros en El Sope.

Luce plena, alegre y tranquila. Se toma las cosas con tiempo, sin nerviosismos ni agobios, y sin preocuparse por quedar bien o mal. Abraza a su perro Humo y se sirve una taza de té verde. Me platica cómo correr le ha ayudado a redescubrir y valorar las mañanas. Despertar en la noche para iniciar el día en el bosque, saboreando el silencio y los amaneceres rojos y rosados que regala la ciudad. Amaneceres que nunca apreció cuando volvía a casa después de alguna divertida fiesta con mezcal y amigos.

Hoy comenzaba de nuevo a correr tras el necesario periodo de recuperación post maratón. Corrió a finales del pasado mes de agosto los 42 kilómetros de Santa Rosa, en California, acompañada de su comunidad de amigos y corredores, Zoom RC. Todos ellos tenían un objetivo común: calificar para Boston. Es el maratón soñado por todos los corredores. Y el más inaccesible. Necesitaba disminuir su tiempo y aumentar la velocidad para lograr finalizarlo en 3 horas y 35 minutos. Finalmente ella cruzó la meta en 3 horas y 30 minutos.

“En los últimos kilómetros confundes el placer con el dolor. Medito en movimiento para llegar al fin, para sobrepasar la denominada “pared”, que es el mayor temor de cualquier maratonista”.

Confiesa que sobrevivir a la dura prueba y cumplir con objetivos le proporciona una excitación emocional difícil de explicar. La cual sin duda es adictiva. Le recuerda a la euforia que siente al terminar un desfile. Meses de trabajo y planificación concentrados en unos minutos decisivos: “Lo importante es no soñar con una meta, sino entrenar para ella”. De hecho le resulta complicado no comparar continuamente su trabajo con el running.

“Ambos son pasiones. Son emocionantes y se nutren uno del otro. Mientras corro, surgen ideas, soluciones o inspiraciones. Me da la oportunidad de hablar conmigo misma, de escuchar música o de compartir el tiempo con compañeros”.

La diseñadora mexicana no recuerda exactamente cómo descubrió que correr le ayudaba. Cree que su madre, en un intento por mantenerla con los pies en la tierra y, distraerla de su fantástico mundo interior, le apuntó a una clases de atletismo. Ahí aprendió a respirar, a sentirse libre y ligera. La misma libertad que experimenta creando.

Desde pequeña le gustó recortar fotografías que le inspiraban para montar collages, repletos de imágenes coquetas, femeninas y fantasiosas. Las de Patti Smith y Audrey Hepburn estaban entre sus favoritas.

Ese mundo coqueto y de gran imaginación se plasmó años más tarde en los diseños que la han hecho célebre. Siempre buscando texturas brillantes y divertidas, dibujando atrevidos y coloridos estampados para mujeres que no quieren dejar de ser niñas, ni de soñar, pero que a la vez son fuertes y poderosas. Entre sus musas más constantes se encuentran el mundo animal, viajar, hacer surf, sus amigos o las canciones de Billie Holiday, inspiraciones que le ayudan a crear sus características prendas oníricas, delicadas y llenas de amor.

Retomó su gran pasión por el running hace pocos años cuando Nike la invitó a ella y a su amiga, la cantante Natalia Lafourcade, a su carrera de mujeres. Aquel día ambas corrieron, gritaron y lo celebraron. Fue entonces cuando decidió continuar, aunque desorganizadamente. El ya desaparecido diseñador Carlos Temores, amigo y amante del deporte, siempre la motivó. Sin embargo no fue hasta su unión con Zoom RC, la comunidad de corredores impulsada por Nike, cuando logró sentirse una verdadera atleta.

Entrena disciplinadamente 6 días a la semana a las 6 de la mañana. Viaja siempre con sus Pegasus 33 en la maleta para escaparse a correr en cualquier destino que visita. Cree que es la mejor manera de descubrir la ciudad. En el silencio de la madrugada.

Me despido de ella mientras suena Nina Simone. Creo que era “Don’t Let Me Be Misunderstood”. Ale decide ponerse a trabajar en “Illusion”, su más reciente colección. Es su rutina de todos los días. Corre, crea y ama.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Revive el desfile de Dior Otoño 2024 en Nueva York.
Las opciones más bonitas del vestido de Meghan Markle para el verano.
Checa cómo fueron los vestidos diseñados por Mary Katrantzou para la Llama Olímpica.
Los ganadores del concurso de belleza recibirán un premio de 13 mil dólares