Propósitos 2020: compra mejor y mejora tu estilo

estilo.jpg

Este es el momento de hacer listas con deseos y resoluciones para el año que viene, así que haz una pausa, evita a las compras de pánico, sigue estos consejos y disfrutar un año nuevo con todo estilo. Sabemos que las tentaciones decembrinas son enormes, que hay prendas que aparentan ser el upgrade perfecto para tu guardarropa; pero que sólo funcionan para una ocasión, se quedan ocupando espacio en el clóset y terminan por provocarnos más culpa que gusto. Muy en el mood Marie Kondo, entre las lecciones rápidas para hacer compras inteligentes que puedes aprender destacan: - Si no te queda, ¡no te lo compres! -Si lo que más te llama la atención es el precio (más que la prenda en sí), no es para ti. - Si no lo has usado en años, es momento de verlo partir.

estilo2.jpg

Compra menos, invierte mejor (Foto: Getty Images)

Ahora sí, pasemos a la lista de errores comunes:

1 Es para una ocasión especial

En la lista de pretextos absurdos para compras más absurdas, aplican las excusas: lo necesito para la boda, es perfecto para la fiesta de navidad o sólo con él me veré increíble en el reencuentro escolar. Si crees que algo especial es, necesariamente, algo nuevo, algo que terminará siendo usado no más de una ocasión. En lugar de irte haciendo de prendas para una sola puesta, arma un guardarropa con piezas clásicas y algunos acentos de estilo. Recuerda que, con los accesorios correctos, puedes transformar rápidamente cualquier look. Entre los básicos están: little black dress, pantalón de vestir tipo palazzo o falda de vestir corte lápiz.

2 Está de mega tendencia

Pues ser que, en efecto, se trate de la prenda must de la temporada, la que están tratando de conseguir todas las influencers y se les ve divina a las celebridades. Si cuando te la pruebas, no te sientes cómoda y segura, déjala ir. Recuerda, el estilo no se hace de marcas y tendencias, sino de tu personalidad materializada en un look. Lee: 12 Piezas clásicas de moda que toda mujer debería tener

3 No seguir el uno y uno

El uno y uno es un mantra para tener un buen guardarropa. La regla es sencilla, por cada prenda que entra, debe salir otra. Así de fácil. Puedes venderla o regalarla, pero déjala ir. Sabemos que tu corazón es grande, pero tu guardarropa tiene una capacidad límite. Intercambiarla con una amiga también es una excelente opción.

4 Compras de aburrimiento

A ver, si lo ves tooodos los días, es normal que te canses de tu guardarropa o que creas que no tienes nada nuevo que ponerte. Cuando eso ocurre, es probable que tu siguiente salida de compras termine en un desastres mayúsculo. Evitarlo es sencillo, mes con mes, date la oportunidad de renovar tu look con una pieza llena de estilo. A la larga, gastarás menos y comprarás mejor.

5 Dos de lo mismo

Conozco a críticas de moda que, cuando aman una prenda, la compran por duplicado. Ellas tienen un propósito para hacerlo; el problema está cuando, sin saber los tesoros que tienes en tu armario, terminas por comprar modelos muy parecidos. Eso sí es un grave error. Antes de comprar, conoce qué tienes e identifica que te falta.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR