Enfocar tu atención en un objeto sólo te hará quererlo con más ganas

Enfocar tu atención en un objeto sólo te hará quererlo con más ganas

No es fácil, pero mejor deja de pensar en ese par de zapatos...

Quienes se dedican al marketing y tratamientos clínicos estarán felices con esta noticia: un estudio comprobó que aumentar la atención de una persona sobre el objeto deseado, provoca que lo quiera aún más.

“Las personas bloquearán la distracción y reducirán su atención al objeto de deseo”, dijo Anne Kotynski, autora de la investigación y estudiante del doctorado en ciencias psicológicas en la Universidad Case Western Reserve.

Un hallazgo más, en investigaciones previas, mostró que las emociones positivas amplían la capacidad de atención de una persona, mientras que las negativas provocan distracciones.

Para obtener dichos resultados, se reunió a un grupo de personas a las que se les mostraron una serie de imágenes de postres combinadas con objetos cotidianos. Se les pidió que jalaran una palanca si la imagen estaba en una dirección, y que la empujaran si estaba en la dirección opuesta.

Los participantes que respondieron rápido jalaron la palanca en los postres, pues su atención era más estrecha. Las respuestas eran más lentas con los objetos cotidianos y la atención de los participantes era más amplia, lo que sugiere que una atención más estrecha incrementa el deseo del postre.

Estas imágenes fueron usadas para medir el tiempo de reacción,porque se demostró que ese tipo de visuales aumentan el deseo entre las personas.

El marketing deberá resaltar alguna característica del producto; por ejemplo, acercar la textura del glaseado y el glaseado, pueden ayudar a vender cierto tipo de pastel. Los médicos podrían ayudar a sus pacientes a desarrollar un enfoque más fuerte en, y la búsqueda de, actividades saludables que puedan desear, pero que no habían realizado.

De acuerdo con una serie de investigaciones previas, las emociones positivas –como la felicidad y la alegría– amplían la capacidad de atención de una persona, mientras que las negativas –como el disgusto y el miedo– hacen lo contrario: reducir el enfoque de una persona.Los hallazgos también dan una noción de que ambas emociones están asociadas con actividades evolutivas que redujeron la atención de nuestros antepasados.

Por ejemplo, el miedo a los depredadores motivó la atención centrada en una ruta de escape, mientras que un impulso de aparearse motivado se centra en una pareja sexual."Si una persona tiene un fuerte deseo, la investigación dice que esta emoción positiva los haría tener una gran capacidad de atención”, dijo Kotynski.

Así que ya sabes, pensar en ese par de zapatos que viste en línea sólo te hará quererlos más.

Vía Muy Interesante

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Las mejores miniseries para ver el 14 de febrero.
¿De qué trata la nueva serie sobre la película que hizo Anne Hathaway?
¿Qué sabemos sobre la precuela de ‘Un lugar en silencio’?
¿Qué películas ha hecho Emma Stone? Te pasamos la lista.