Kei Komuro, el compañero de clase por el que la princesa Mako renunció a su condición real

La princesa japonesa Mako

La princesa japonesa Mako se casó con Kei Komuro, quien no pertenece a la familia real. La ceremonia fue discreta y sin celebraciones tradicionales pues no era considerado adecuado, por algunos miembros de su familia.

“Fue una decisión necesaria para vivir de acuerdo a nuestros corazones”, sentenció la princesa.

GettyImages-1236137413-scaled.jpg

FOTO: Getty Images

La princesa japonesa Mako ya no lo será más...

Al casarse con Kei Komuro, Mako perdió su condición real y adoptó el apellido de su esposo, la primera vez que ha tenido apellido.

La mayoría de las mujeres japonesas deben abandonar sus apellidos al casarse debido a una ley que requiere que los matrimonios utilicen solo uno.

Mako dice que “caminarán juntos” en una nueva vida con su esposo después de que se casaron sin una celebración, en una unión que ha dividido a la opinión pública.

GettyImages-1236137469-scaled.jpg

FOTO: Getty Images

El documento de matrimonio de la pareja fue presentado por un funcionario del palacio el martes por la mañana. No hubo banquetes de bodas ni otros rituales matrimoniales para la pareja.

“Para mí, Kei-san es una persona invaluable. Para nosotros, nuestro matrimonio fue una elección necesaria para vivir mientras apreciamos nuestros corazones ”, confesó la princesa.

Su ahora esposo, respondió lo siguiente:

“Amo a Mako. Vivo solo una vez y quiero pasarlo con alguien a quien amo. Espero tener una familia cálida con Mako-san, y continuaré haciendo todo lo posible para apoyarla”, contestó.
GettyImages-1349107190-scaled.jpg

FOTO: Getty Images

La primera del Japón de la posguerra que rompe con la tradición...

Mako Komuro, como se llamará a partir de ahora, ha sido la primera princesa que rompe con las ceremonias tradicionales en las que participan las mujeres de la familia imperial japonesa cuando se casan.

Renunció a la dote de 140 millones de yenes a la que tenía derecho por abandonar la familia imperial.

Mako cumplió 30 años tres días antes de su matrimonio y es sobrina del emperador Naruhito. Ella y Komuro eran compañeros de clase en la Universidad Internacional Cristiana de Tokio y anunciaron en septiembre de 2017 que pretendían casarse al año siguiente. Sin embargo, dos meses después surgió una disputa financiera y se suspendió la boda.

¿El problema?

El problema tiene que ver el desembolso que un ex prometido de la madre de Kei hizo para la manutención e incluso los estudios universitarios del joven.

Kei, el ahora esposo de Mako, anunció que tiene toda la intención de pagar la deuda en cuanto le sea posible.

GettyImages-1349107185-scaled.jpg

FOTO: Getty Images

Un futuro en Nueva York...

La presión a la que se ha visto sometida la pareja por el tema monetario es el motivo principal de que decidieran no responder preguntas en vivo durante la rueda de prensa que ofrecieron.

La princesa japonesa Mako y Kei quieren trasladarse a su residencia en Nueva York, donde él ha estado estudiando los últimos tres años y ha presentado al examen que le permitirá ejercer como abogado en Estados Unidos.

Komuro, según los medios japonenes, tiene un origen humilde, y su educación fue financiada por un ex prometido de su madre. Sigue leyendo...

Esta es la mansión en los Hamptons donde Alec Baldwin e Hilaria se han refugiado

Arranca la recaudación de fondos de WellChild con un concurso de foto y el príncipe Harry de juez

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Todas las referencias que Dua Lipa hizo de Kylie Minogue en Illusion.
Seraphina, hija de Ben Affleck y Jennifer Garner, tiene nuevo nombre.
Así se vivió la apertura de la nueva exposición de Dolce & Gabbana en Milán.