La otra Wonder Woman: Sarah Barlondo, una historia de resiliencia

sarah barlondo

“México, como el tenis y la actuación, me enamoró,” cuenta Sarah Barlondo desde nuestra entrevista vía Zoom. Conectada en su departamento de Londres, me avisa nerviosa que si llaman al teléfono debe contestar; constantemente revisan que las personas se queden en casa, y si no, multa pandémica. “Y creo que, como todo en mi vida, nunca lo calculé. Se cruzó en mi camino”. La actriz y arquitecta forense, de origen francés, habla en su idioma adoptado como si hubiera nacido aquí. Pero su llegada a México se dio gracias al deporte. Cada torneo como tenista profesional, clasificada mundialmente en la gira de la ITF y la WTA, la traía de vuelta. “Me hacía sentir bien, no lo puedo explicar,” dice. Sin conocer actores nacionales o incluso las clásicas telenovelas, se introdujo al mundo del entretenimiento mexicano por casualidad.

sarah barlondo

Foto: Alex Flint.

Criada en el sur de Francia, Sarah perfeccionó su oficio en el Cours Florent en París, el Centro de Educación Artística Televisa en la Ciudad de México y el Lee Strasberg Theatre and Film Institute en Nueva York, antes de aparecer en varias series de televisión mexicanas, francesas y estadounidenses, así como largometrajes británicos. Y de ahí, a Hollywood: ahora podremos ver a Sarah actuando junto a Gal Gadot en Wonder Woman 1984. Pero el camino no estuvo lleno de glamour y alfombras rojas. A los 19 años, durante una visita a su país natal, sufrió un accidente en coche que la dejo con una prótesis en la mano derecha. Revela: “De un día para el otro crecí, en shock de saber que la vida puede ser cruel. Me di cuenta de inmediato que mi sueño del tenis se había acabado, y en ese momento creí que la actuación también”. Se equivocó.

Ser auténtica en su discapacidad

sarah barlondo

Foto: Alex Flint.

Sarah Barlondo nunca hablaba de su discapacidad. Ni de la prótesis en su mano. Pero eso no evitaba que, de una forma u otra, los productores se enteraran. Y entonces le cancelaban. Sus publicistas le pedían silencio: “no les digas, no te van a contratar”, o “tu carrera no es lo suficientemente importante”.

“Tomé la decisión hace unos meses de compartirlo, o, más bien, de no esconderlo más”.

Pero ella decidió salir. Y lo dice así por que de cierta forma, para ella fue un coming out. "¡Esta es la auténtica Sarah!” exclama, “Años estuve sin poder contarlo, hasta que decidí que si me quemo no me importa. Que lástima, pero para ellos”. El accidente que le costó la mano determinó un antes y un después en su vida. “Yo lo veo como la parte más importante de mi vida,” explica la actriz, que ha participado en telenovelas como Un Refugio para el Amor. “Siento que tuve la oportunidad de tener otra vida y la estoy haciendo completamente diferente”.

sarah barlondo

Foto: Alex Flint.

“Tenía este sueño, primero de ser tenista. Luego de ser actriz. Perdí muchos trabajos. Creí que tendría que dejarlo. Las puertas se cerraban y nadie quería explicarme por qué sucedía,” dice Sarah. “Me llegó a pasar que ya estando en la prueba de vestuario, me cancelaban al enterarse de mi prótesis de la mano. Y decidí que no quiero ser como ellos”.

“No es imposible ser actriz teniendo una discapacidad. Actores con discapacidad, hay. ¿Qué es lo normal, quién lo define?”

Inserta en una industria donde las apariencias se colocan sobre pedestales, e incluso pueden hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso, el accidente la obligó a darle valor a su cuerpo de otra forma. En su lucha, entre cirugías y rehabilitaciones, conoció lo que llama belleza humana: “fuerza y luz que no tenía presente antes”. Sarah Barlondo encuentra la verdadera belleza en la la paz interior. “A mi mano todo el tiempo le decía ‘la fea, la fea’,” confiesa. “Hasta que mi novio me dijo que ya no lo hiciera: ‘no es fea, es especial’.” Y así fue, también, cuando le dijo a Patty Jenkins que tenía una prótesis para las escenas de acción en el set de Wonder Woman 1984. “Me agradeció que lo hubiera compartido, pero fue como si ni siquiera tendría que habérselo dicho. Por que mi carrera ya no depende de ello”. Próximamente podremos ver a Sarah Barlondo en Framed, una producción independiente basada en sus diarios de cuarentena en la pandemia.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
El espectacular look de Anne Hathaway en la cena anual de gala de alta joyería de Bulgari.
Estas fueron las joyas de Lady Di que Meghan Markle llevó a su boda hace seis años.
Entrevistamos a Empress Of, la artista hondureña-estadounidense con brillo propio.