Llegó el momento de la reivindicación del bótox

reivindicación del bótox

Hace unos días, la gran Jamie Lee-Curtis dejó clara su postura frente a los procedimientos estéticos: Do not mess with your face”. Un excelente consejo, aunque el problema ha sido siempre la mala reputación que han obtenido tanto el bótox como los fillers por culpa de horribles resultados en celebs -que ya no reconocemos. Otro error ha sido creer que son la única o más efectiva solución para todas las necesidades anti-aging. Como último pecado, la necedad de querer verse más joven y no mejor a la edad que tienes. Grábate esto: No se trata de verte “más joven” sino mejor a la edad que tengas. La protagonista de ‘Halloween Kills’ no ha sido la única en pronunciarse en contra del bótox y de los rellenos; Jennifer Lopez, Halle Berry, Kate Beckinsale y Jennifer Aniston también lo hicieron en el pasado. Claro que cuando te ves así de espectacular es fácil decir que no. ¿Su secreto? Seguramente desde una genética envidiable, una rutina top de skincare, hasta tratamientos no invasivos de última generación que cuestan miles de dólares. ¿Pero y nosotras las mortales que no basta con nuestros rituales de belleza?

Por: DAFNE RUIZ

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jennifer Aniston (@jenniferaniston)

¿Bótox o rellenos?

Ni el bótox ni los fillers pueden ser aplicados como una receta porque no todas las caras necesitan lo mismo. Tampoco es que el bótox sea mejor que los fillers, pues ambos son productos diferentes. “El bótox nos permite hacer una parálisis selectiva de los músculos para mejorar las arrugas faciales, la posición de las cejas, las bandas platisnales del cuello, mientras que los rellenos brindan volumen y reposiciones” explica el doctor Raúl López Infante y Saldaña, especialista en cirugía plástica estética. Los fillers con ácido hialurónico son los más comunes; jalan agua para dar volumen en los labios, en los pómulos, en el tercio medio o en la mandíbula. López Infante y Saldaña no es tan fan de los fillers (más abajo la razón) y únicamente los recomienda si a la paciente le falta volumen en los pómulos o en los labios, y sin exagerar, por supuesto (los labios de pato o de “intoxicación” no están cool).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por López_Infante (@lopez_infante)

La nueva era y tendencia del bótox

Si bien no existen avances en la toxina butolínica, el enfoque de la aplicación lo que ha cambiado y para bien. Recuerdo que en 2018 tenía pánico de ponerme bótox y quedar como María Félix -con todo el respeto que se merece ‘La Doña’- o de plano lucir un rostro rígido, digno de museo de cera.

“Justo lo que se busca hoy no son caras frías o sin expresión, sino vencer a las arrugas, pero conservando movilidad para mantener la frescura y naturalidad de la cara”, puntualizó el doctor Raúl.

En consulta, un buen plástico (ético, pues) te dirá: “No, no lo voy a hacer”. López Infante y Saldaña se ha ganado su título de eminencia precisamente porque no ha cedido a caprichos de pacientes que quieren “inconscientemente” arruinarse su carta de presentación. Por ejemplo, me atrevo a pensar que tanto Lisa Rinna como Taylor Armstrong de ‘The Real Housewives of Beverly Hills no van con uno que le preocupa su carrera, o de plano lo amenazaron (ya sabemos cómo reaccionan estas esposas millonarias).

De qué dependen los resultados

Ok, ¿ya te decidiste por el bótox o rellenos y quieres ser un caso de éxito? Como beneficios de ir con un pro es que no solo te sentirás tranquila -y emocionada- por su mano (know-how) sino que hay garantía de que trabajará con las más prestigiadas marcas en la industria. Como master en cirugía plástica, López Infante y Saldaña identifica que la crisis del exceso de volumen facial (esas mejillas-pómulos que parecen dos jitomates bola) se debe a la mala práctica de médicos que no tienen experiencia quirúrgica. Despreocúpate si gesticulas, ríes o lloras mucho, los resultados van a variar o dependerán de la dosis, la potencia y la calidad del producto que se confirmarán con su duración. Para vencer los temores de aplicarse bótox, el primer paso es elegir a un médico top; dermatólogos especializados o cirujanos plásticos, pues son precisamente ellos los profesionales en este menester y que más tablas tienen.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por López_Infante (@lopez_infante)

Así que si encuentras una aplicación full face de bótox en cinco mil pesos mexicanos, desconfía, pues una buena jeringa puede llegar a costar hasta siete mil pesos. Lo más seguro es que sus productos sean de baja calidad y el resultado -además de que podría ser desastroso- duraría apenas entre dos y tres meses, en lugar de seis. Como paciente es crucial que te informes qué te van a poner (FYI, Bótox -tal cual- es la marca líder a nivel mundial). La ética y honestidad es fundamental si quieres conseguir los mejores resultados. López Infante y Saldaña confirma que el efecto lifting no siempre se va conseguir con bótox o fillers, a veces no hay otra opción mas que recurrir al bisturí para combatir el efecto gravedad. Yo por ahora me voy a esperar unos cinco añitos más (tal como me lo recomendó después de la entrevista). Sigue leyendo...

¿Por qué el ácido hialurónico ya no es el ingrediente favorito de los expertos en piel?

Kim Kardashian y el paso a paso de cómo aplicar sus productos de SKKN

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Cómo llevar las uñas Baby French, la manicura viral más coquette y de moda.
La edad ideal para adoptar una rutina de belleza como el skincare es a partir de los 30 años…
Taylor Swift impone tendencia sí o sí y su labial no es una excepción…
El cabello corto más chic inspirado en el Festival de Cine de Berlín.