Piel grasa: por qué aparece y cómo combatirla

Piel grasa

¿Tienes piel grasa?, ¿sabes por qué aparece?, y ¿cómo combatirla?

La piel grasa tiene más explicaciones que van más allá de la propia genética o del tipo de piel, ¿sabías?

Te contamos cuáles son sus principales razones y algunas soluciones.

piel-grasa.jpg

FOTO: Getty Images

¿Por qué aparece la piel grasa?

La piel grasa es un problema de lo más generalizado, y es que hay muchos factores que pueden hacer que esta aparezca.

“El motivo de que mucha gente haya notado cómo su piel está más grasa durante estos días hay que buscarlo en procesos inflamatorios de diferente origen. La inflamación afecta a las glándulas sudoríparas haciendo que estas produzcan más sebo”, explican los expertos.

Estrés y ansiedad

Aunque en un principio nuestra piel fuera seca o mixta, las variaciones en nuestra rutina y la necesidad de cumplir ciertos objetivos en un tiempo generan cierta presión, ansiedad y estrés que hacen que se segregue una hormona llamada cortisol, que provoca inflamación en la piel.

Mala alimentación

El no tener hábitos saludables es algo que se ve en la piel. Comer en grandes cantidades también provoca inflamación con los azúcares, las grasas saturadas o el exceso de sal principalmente.

La contaminación puede provocarte una piel grasa

La contaminación intoxica la piel y obstruye los poros con la suciedad y los ácaros haciendo que la grasa se acumule.

El enemigo es la contaminación que se produce por el exceso de luz azul, que es la que desprenden tanto los dispositivos electrónicos a los que ahora estamos verdaderamente expuestos como las luces LED. Este tipo de contaminación daña la barrera protectora enviando una señal a la piel para que produzca mas sebo protector.

Una mala rutina de belleza

“Una higiene facial pobre, como una excesiva y con productos muy agresivos acarrean problemas inflamatorios en la piel. La limpieza facial correcta, sobre todo de noche, es esencial para estimular el proceso de renovación celular”.

Falta de vitamina D

El sol es importante porque de él obtenemos la vitamina D, que tiene una acción antibacteriana y antiinflamatoria necesaria para reducir y mantener a raya la grasa. Además, el calor estimula la circulación y la transpiración, lo que ayuda a eliminar el exceso de aceite en la piel y que así se limpien los poros.

¿Cómo combatirla?

Este tipo de piel puede reducirse y mantenerla controlada usando los ingredientes adecuados en nuestras rutinas de belleza.

  • EL AGUA DE ROSAS Y CIPRÉS: Son astringentes, por lo que hará que la piel no segregue tanto sebo y reduzca los niveles del que ya está afectando a la piel. De hecho, el agua de rosas es uno de los limpiadores clave porque, además, es perfecto para las pieles sensibles que suelen reaccionar ante los limpiadores con más compuestos.
  • LA MANZANILLA: Tiene propiedades dermo-purificantes y antisépticas, con lo que combate el acné. Reduce la grasa y cierra los poros abiertos.
  • LA ARCILLA: Especialmente en forma de mascarilla, estas secan la piel y absorben el exceso de grasa y, por tanto, seca los granos.
  • EL ALOE VERA: Alivia y calma las pieles grasas y acnéicas, es decir, las pieles más inflamadas.

Sigue leyendo...

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Cuáles son los mejores perfumes cítricos para mujer? Edición verano 2024
Si buscas un efecto glowy, el voluminizador de Dolce & Gabbana es lo que necesitas
¿Qué hace la cafeína en el contorno de ojos? Aquí las mejores opciones.
¿Cuál es el flequillo que más rejuvenece según las francesas de 40 y más?