Te contamos los detalles de cómo se elabora un perfume

La perfumería es un arte heredada y perfeccionada a lo largo de la historia

Te contamos los detalles de cómo se elabora un perfume.jpg

La fabricación de lociones data del 3.500 a. C.

Pexels

Como te hemos contado en otras ocasiones, la memoria olfativa es uno de los súper poderes más sorprendentes de nuestro cerebro y este nos ha acompañado desde el inicio de los tiempos.

Por ello, los seres humanos se han visto en la necesidad -y la curiosidad- de jugar con la química y la física para envasar sus aromas favoritos. Aunque, como toda ciencia, la perfumería ha evolucionado gracias a los avances técnicos y tecnológicos, por ejemplo, ya no envasamos en jarras y contenedores primarios, ahora lo hacemos con materiales especializados para optimizar y resguardar de la contaminación cruzada estas fragancias.

Te contamos cómo se fabrica un perfume en 5 sencillos pasos

Primer paso: perfumista evaluadora

Pocas profesiones tan divertidas y emocionantes como la de una perfumista evaluadora. Básicamente, su trabajo es viajar por el mundo y ubicar los lugares donde puedan conseguirse los ingredientes de la más alta calidad.
Imagínate las aventuras que pasa una perfumista evaluadora para detectar un lugar en cualquier rincón del mundo donde se pueda conseguir cierta especie de flor o fruto único en el planeta.

La misión de la perfumista evaluadora es hacer el primer filtro de calidad y probablemente el más importante para poder iniciar la producción de la fragancia perfecta.

Después de que la perfumista evaluadora logró ubicar la materia prima de mayor calidad, envía una prueba que es analizada en el laboratorio a través de un cromatógrafo de gases.

Durante esta prueba, la materia prima es sometida a distintas temperaturas que volatilizan y separan los componentes que la forman, cada muestra tiene un punto máximo de ebullición que se dibuja en un gráfico, como una huella dactilar, cada muestra tiene un registro propio con diferentes variaciones, pero al tratarse de la misma especie debe seguir ciertos patrones.

Gracias a este análisis a través del cromatógrafo de gases, todos los perfumes de una misma línea huelen igual.

cromatógrafo de gases.png

Cromatógrafo de gases, el encargado de una producción uniforme

Pexels

Después de que la materia prima fue procesada por el cromatógrafo de gases, se realiza una pequeña producción a escala. Fundamentalmente se trata de mezclar las esencias con agua y alcohol vegetal para realizar una serie de pruebas que van a garantizar la calidad del producto final.

  • Test de estabilidad: sirve para confirmar que los componentes de la fragancia van a conservar sus propiedades después de haber sido mezclados.
  • Test de compatibilidad: sirve para garantizar que el perfume es compatible con el recipiente de envasado.
  • Examen organoléptico: es una prueba sensorial que permite evaluar si el resultado de la mezcla es el esperado. Este diagnóstico se realiza más de una vez durante la elaboración del perfume para garantizar que el resultado no se ha alterado en ninguna de las fases.
rosas perfumería.jpg

Las rosas son el ingrediente más usado en la perfumería

Pexels

Segundo paso: producción a gran escala

Este proceso es la repetición del primer paso, pero a gran escala, durante este segundo momento es primordial mantener todos los recipientes involucrados en una impecable esterilización para que ningún otro elemento altere el resultado final.

Tercer paso: maceración

La maceración es, a grandes rasgos, la extracción de los compuestos químicos de algún material en estado sólido al sumergirlo en un líquido.

Suena muy complejo, lo sabemos, pero es más sencillo de lo que parece, además gracias a este paso se garantiza que no exista la contaminación de materias que ya fueron previamente trabajadas en el laboratorio.

Es también durante este tercer paso que se evalúa la imagen, presentación y pH de la mezcla. Jamás debe presentarse turbia.

producto final.jpg

Pexels

Cuarto paso: filtrado y envasado

El filtrado se realiza para asegurarse de que ningún residuo sólido se ha colado en la fragancia después de haber sido macerada. El filtro a través del cual se realiza este cuarto paso es único para cada muestra, así se evita la contaminación entre una y otra.

En este punto de la producción, previa al envasado, se realiza una prueba analítica más para verificar que los resultados coinciden con los de la primera producción a escala.

Si eso sucede, el perfume puede envasarse sin mayor problema para su posterior distribución y venta. Es un proceso fascinante, pero sin duda, quien más se divierte es la perfumista evaluadora.

perfumería clásica.jpg

La perfumería es un arte que contiene ciencia

Pexels

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Una bomba de frutos rojos te hará viajar en el tiempo gracias a Love de Coach
Devotion de Dolce & Gabbana permanecerá en tu piel por más de 8 horas
Si lo tuyo son los aromas florales, Eilish no. 3 no es para ti
Si eres una gym rat empedernida, pero te preocupa oler bien mientras entrenas debes tener alguno de estos perfumes en tu tocador