7 cosas por las que no podría ser parisina de acuerdo al libro ‘How to Be Parisian Wherever You Are’

no podría ser parisina de acuerdo al libro How To Be Parisina Wherever You Are

A pesar de mi fleco, el poco uso de maquillaje, mi fake French y mi amor por los croissants, no podría ser parisina.

Ese “je ne sais pas que” que tienen las parisinas. Todas lo queremos y la buena noticia es que no necesitas haber nacido en La Ciudad de la Luz para obtenerlo. Con ayuda del -ya clásico- libro How to Be Parisian Wherever You Are’ de Anne Berest, Audrey Diwan, Caroline de Maigret y Sophie Mas, aprenderás a vivir como toda una parisina con las reglas sobre el amor, estilo y malos hábitos (Oh la la). O por el contrario, para darte cuenta -como yo- de que existen otras 7 razones por las que jamás lograría pasar por una local de París.

Por DAFNE RUIZ

Ver esta publicación en Instagram

A post shared by @anneberest

7 cosas por las que no podría ser parisina de acuerdo al libro ‘How to Be Parisian Wherever You Are’

Si de verdad quieres tener un buen insight así como una entretenida formación sobre cómo comportarte si fueras parisina, te recomiendo este libro. Eso sí, toma en cuenta que en varios momentos te sentirás juzgada por seguir tendencias, destruirán tus ilusiones -también lo que tú considerabas como buen gusto- y tu moral, porque no hay cosa peor que te lo diga no una sino cuatro francesas. Para que el trago no sea tan amargo, acompaña la lectura con un buen rosé.

¿Lista para ver si, al igual que yo, tampoco eres Parisian material?

mujeres-parisinas.jpg

FOTO: Instagram

  • El clóset

Este fue sin duda el aspecto que más me separa de ser parisina. Si bien cumplo con la regla de usar tacones de 7 cm., tengo una sudadera con logo (en el libro te aclaran: “You are not a billboard”), tengo una chamarra de vinilo, un top (“porque ya no eres una quinceañera”) y… botas UGG.

Por lo menos no tengo crocs, lo cual considero -y demando- seriamente que se incluya en la próxima reedición del libro.

  • La llamada

Escena típica.

Estás en espera de que el prospecto te marque -o mande mensaje-. La parisina deja que el teléfono suene, o sea, nunca contesta a la primera; cuando por fin lo hace finge sorpresa, también le dice que si puede buscarlo en cinco minutos (porque está ocupada).

Vaya, ser parisina involucra tener mucha fuerza de voluntad para no sucumbir a la emoción que te causa tu nuevo interés romántico.

Ver esta publicación en Instagram

A post shared by Caroline de Maigret (@carolinedemaigret)

  • Faux Pas

Lo que podría producir un enorme oso o un gran “Trágame Tierra” para las parisinas es mucho más rudo de lo que crees.

Por ejemplo, uno de esos errores es lucir una dentadura extremadamente blanca (guilty as charged).

Otro es combinar el bolso con el outfit. Sí, lo hice algunas veces en el pasado. Nunca más.

  • Como anfitriona

Se debe de evitar tener más de seis invitados (hasta aquí todo iba bien porque mi círculo se ha reducido notablemente), comenzar con una botella de champagne (otro acierto) y abrir la conversación con un polémico tema, del ámbito político o económico de preferencia.

Transcurrida la velada (si es que nadie se fue antes) sobre todo en el postre, hablar de sexo y affaires es muy de parisinas. ¿Tres de cuatro no estuvo mal, cierto?

vida-francesa.jpg

FOTO: Instagram

  • Esnobismos

Nunca, NUNCA, digas “Bon Appétit!” cuando te sientes a la mesa (aunque sea lo único que sepas pronunciar en el idioma del amor).

Se debe decir ‘The Search’ cuando te refieras a ‘In Search of Lost Time’ de Marcel Proust (qué bueno, porque de por sí me costaba trabajo pronunciar el nombre del novelista y crítico francés).

  • Menos es más

Las parisinas están en contra de los escotes profundos, no importa que sean en espalda. Para ellas, mientras menos se enseñe, mayor será la curiosidad, la imaginación y la atracción.

No significa que debas vestirte como una monja, simplemente de escoger una prenda que resulte effortless sexy, como un sweater que deje un hombro al descubierto. Aunque tengo esa clase de prenda en mi guardarropa, no puedo evitar usar escotes en V.

mujer-parisina.jpg

FOTO: Instagram

  • La propuesta de matrimonio y el vestido de novia

Las autoras señalan que por lo general las parisinas no se casan. Si lo hacen, son ellas las que no esperan a que su novio se arrodille con un anillo.

Tal vez, en algún futuro, cumpla con este requisito para ser parisina. Por el momento me encantaría recibir la pregunta del millón de quilates. Tampoco les gusta los vestidos blancos ostentosos, prefieren que sea uno vintage, o en todo caso, un tux en negro o azul marino.

Para mi “consuelo”, cumplo con todos los malos hábitos. Así que por lo menos puedo decir que me divierto como una verdadera parisina… o digámoslo con más caché: como toda una femme fatale. Au revoir!

Ver esta publicación en Instagram

A post shared by Caroline de Maigret (@carolinedemaigret)

Sigue leyendo...

Aesthetic: más que una moda, un verdadero estilo de vida

Hablemos de las Couple Instagram Influencers y el síndrome del ‘amor perfecto

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Otras marcas de alta costura también tienen boutiques de lujo en este complejo comercial
El HONOR Magic6 Pro sigue la línea de los flagships de la emblemática marca de tecnología global.
Si estás buscando el regalo ideal para mamá, esta increíble cafetera debe ser prioridad…
Lo mejor de relojería que se vivió en Wonders and Watches 2024.