Por qué la creencia de que la ropa negra da calor no es cierta

cq5dam.web_.1280.1280.jpeg-4178.jpg

Sí, el verano está del lado oscuro

Llega el verano, abres el clóset y sólo hay prendas negras (una combinación de outfits para el trabajo y el remanente del invierno), entonces recuerdas lo que siempre has escuchado “la ropa negra va a hacer que mueras de calor”, pero, ¿eso es cierto?. Según el profesor Arturo Quirantes de la Universidad de Física de Granada, todo depende de la situación.

Si vas a estar en lugares donde los rayos del sol le den directo a tu cuerpo, es mejor dejar en casa la playera negra de Iron Maiden de tu novio y optar por prendas blancas y pegadas al cuerpo, pero si vas a estar en movimientos las prendas sueltas y oscuras son la mejor opción.

Instagram

“El negro absorbe el calor, entonces para no llevar ese calor encima pegado a la piel, lo mejor es que la prenda sea holgada y sople viento, porque el viento se llevará el calor por convección. La convección no funciona con el blanco porque la camiseta blanca no ha absorbido tu calor, sino que te lo ha devuelto”, explica el profesor Arturo Quirantes.

Para probar lo anterior se tiene un estudio de 1980 por la revista Nature sobre los beduino, en donde se halló que los portadores de túnicas negras no pasaban más calor que si vistieran de blanco. Lo atribuyeron a una mejor ventilación, “efecto de chimenea” o lo que describían como “algún proceso desconocido que compensa la mayor absorción de negro” y que hacía que ese calor adicional no llegara a la piel.

Para efectos más vanidosos, el negro resalta el bronceado de la piel, al contrario de lo que piensa usando una tonalidad más clara, ya que el negro acentúa las sombras y la hace parecer aún más oscura.

Finalmente, el negro tiene un plus que a nadie le sienta mal, y eso es que “adelgaza”, dando una sensación más controlada sobre la figura de la persona que lo porta simplemente porque da un matiz más oscuro, al contrario de cuando se porta un color claro, ya que se percibe una masa más grande de luz.

El blanco siempre será el color del verano por excelencia, pero en cuestiones prácticas, el negro gana la contienda.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
El hermano de la princesa Diana se casó por primera vez con Victoria Lockwood, un matrimonio muy corto.
Por qué se dice que Nostradamus predijo el año de la realeza británica.
Así lució Naomi Watts con vestido de novia de Dior en México.
La decisión de la reina Camila sigue con la tradición de la reina Isabel II desde 2019