Habrá “no invitados” en la exclusiva boda de Pippa Middleton

cq5dam.web_.1280.1280.jpeg-5834.jpg

El público cercano a la iglesia Berkshire podrá codearse con los miembros de la realeza británica

Se acerca la fecha de la gran boda de Pippa Middleton, en la que los Duques de Cambridge asistirán y el evento se convertirá en los acontecimientos más exclusivos del año. Se prevé, además, que la crema de la alta sociedad inglesa se reunirá para testificar que la señorita Middleton se case con James Matthews, un gestor de fondos de cobertura y heredero de una gran propiedad escocesa.

Pero ahora ha surgido un “inconveniente” para la familia, ya que podría haber algunos asistentes “no invitados” en la iglesia Berkshire de San Marcos el 20 de mayo.

Recientemente, se publicó la guía de la “Iglesia de Inglaterra” sobre “bodas de celebridades”, en la que destaca que las personas lugareñas podrían tener el derecho de asistir a la ceremonia religiosa.

Eso plantea la posibilidad de que desconocidos puedan rozarse con el príncipe William y la Duquesa de Cambridge, así como con los felices novios mientras se declaran sus votos.

De hecho, ya se dice que los lugareños están ansiosos por presenciar la misa.

Andrew House, presidente del consejo parroquial de la aldea vecina de Bradfield, donde nació Pippa y la Duquesa de Cambridge pasó sus primeros años, dijo a The Telegraph: “Es un pensamiento agradable que puedan asistir. Seguro que habrá interés ".

Getty Images

La guía, publicada por la “Iglesia de Inglaterra” unas semanas antes del gran día, indica que “un matrimonio es una ceremonia pública en la que al menos todos los feligreses tienen derecho a asistir”.

Las reglas significan que todos los residentes de la parroquia de Englefield, que rodea la Iglesia de San Marcos, tienen - al menos en teoría - el derecho a acudir a la ceremonia.

Según el documento, titulado Celebrity Marriages in Anglican Cathedrals and Churches, producido por la comisión de asesoramiento jurídico del Sínodo de la Iglesia de Inglaterra, los miembros del público tienen derecho a asistir “siempre y cuando haya asientos disponibles o estén de pie, a menos que una verdadera cuestión de seguridad se requiera“.

Pero, incluso, esto podría representar un dilema para los organizadores de la boda. Si bien el documento declara que las reglas no necesitan ser seguidas si “surge una verdadera cuestión de seguridad o no seguridad”, se trata de una disposición diseñada solamente para ser aplicada si la iglesia se vuelve peligrosamente superpoblada.

Stephen Borton, experto en derecho eclesiástico y secretario en jefe de la oficina de la facultad del arzobispo de Canterbury, dijo:

“El documento es bastante claro: los feligreses y los que están en la lista electoral tienen el derecho absoluto de asistir a los cultos públicos. Los que no son lugareños se le denegará el acceso. Los matrimonios no son un evento privado, son públicos”, agregó.

Y además, aseguró lo siguiente:

“Es una iglesia parroquial y si alguno de los feligreses o cualquiera de los que están en la lista electoral quisiera asistir, no se les podría negar el acceso legalmente. Eso, por supuesto, no se extiende a los de fuera, como la prensa”.
TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
La línea del tiempo de la relación entre Joaquin Phoenix y Rooney Mara.
No sólo vistió a Miley Cyrus en los Grammy 2024, las celebrities más glam han pasado por su visto bueno…
Lo mejor en joyas y looks de los BAFTA 2024.