La ‘blogger’ Aimee Song es acusada de realizar publicidad engañosa

La 'blogger' Aimee Song es acusada de realizar publicidad engañosa

La autora de ‘Song of Style’ está siendo investigada por infringir la ley

La pregunta que hace un par de años todavía era motivo de curiosidad –¿y cómo es que ganan dinero las bloggers?–, hoy es prácticamente de dominio público: a ellas, como a cualquier otro medio, se les paga por publicidad.

Hasta ahí todo correcto. Vamos, del amor de los seguidores no se vive...

El problema viene cuando no se especifica que se está haciendo publicidad, sino que se enmascara la misma y por lo tanto se comete un delito penado por la ley: publicidad engañosa.

O sea que cuando se está publicitando o promocionando algo hay que decirlo previamente, ya que el espectador debe saber que la recomendación en cuestión no ha nacido de forma “espontánea”, sino que hay un contrato de por medio y las bloggers no terminan de respetar esta premisa, al menos no en todos sus acuerdos publicitarios.

El caso más reciente es el protagonizado por Aimee Song –autora de Song of Style y la segunda blogger más influyente del mundo, según el ranking anual de Fashionista, tan sólo después de Chiara Ferragni– y la firma de belleza Laura Mercier.

De acuerdo con WWD, el contrato de la blogger con la marca de belleza es uno de los de mayor duración (un año) que se han firmado hasta hoy y su compensación económica gira en torno a los $500,000 dólares. Según el mismo, Aimee tendría que hacer una serie de posts en su Instagram mencionando a la firma, así como aparecer en eventos como embajadora.

No obstante, tan sólo un mes después de haber firmado el acuerdo –del cual Aime sí informó con un post en su blog y otro en su Instagram–, la blogger ya ha infringido las normas de la Comisión Federal de Comercio, según las cuales se prohíben prácticas engañosas o injustas dentro del mercado.

A largo plazo, si se intensifica la investigación de estas prácticas, podríamos estar ante el fin de un (muy) lucrativo negocio –el de la publicidad disfrazada– que se vería obligado a competir de forma legal. Por supuesto, esto implicaría admitir abiertamente que algunas de las bloggers más seguidas de la actualidad han dejado de compartir su vida de forma honesta, a cambio de jugosos contratos publicitarios.

¿Será que les acabó el juego a las bloggers?

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
“40 horas en París”, Selena Gomez como una chica francesa.
La línea del tiempo de la relación entre Joaquin Phoenix y Rooney Mara.
No sólo vistió a Miley Cyrus en los Grammy 2024, las celebrities más glam han pasado por su visto bueno…