La esperada exposición de Michelangelo Pistoletto en el Palacio de Blenheim

La esperada exposición de Michelangelo Pistoletto en el Palacio de Blenheim

Arte, unidad y respeto son palabras clave en esta revolución social.

Con 300 años de historia, el “Blenheim Palace” nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se localiza a una hora y media de Londres en el condado de Oxfordshire, Inglaterra.

Obsequio de la Reina Anna quien nombró a John Churchill Primer Duque de Marlborough tras vencer al ejercito Francés al comando las tropas Inglesas en la Batalla de Blenheim en 1704, el majestuoso recinto abre sus puertas al público en 1950, casi un siglo después de ver nacer a Sir Winston Churchill quien se convertiría en Primer Ministro del Reino Unido y sigue siendo lugar de residencia del actual Duque de Marlborough Jamie Spencer-Churchill, a quien tuve el honor de conocer hace poco. Él habita junto con su familia en la sección designada para su ocupación. Su hermano menor, Edward Spencer-Churchill, nos habla de sus dos grandes pasiones y de cómo logra integrarlas en una institución que tiene como finalidad promover ambas: el arte y la cultura del lugar en donde creció. “Blenheim Art Foundation” nace con la idea de presentar artistas contemporáneos en un contexto diferente a la típica caja blanca que conocemos como galería, un contexto en donde la yuxtaposición de lo contemporáneo con lo clásico nos permite apreciar las diferencias, similitudes y la evolución del arte a través del tiempo.

La tercera exposición anual de arte contemporáneo que desde el 2014 toma lugar en los opulentos interiores del palacio, se inaugura para mostrar la obra del maestro italiano Michelangelo Pistoletto. Artista y filósofo comprometido con la idea de hacer un cambio en la manera en que el hombre vive en la actualidad, transmite en su obra valores como la unidad y el respeto. Pistoletto es considerado uno de los principales y más importantes representantes del “Arte Povera”, corriente italiana que celebra la simplicidad de la vida diaria convirtiendo objetos cotidianos en obras de arte borrando las barreras entre lo ordinario y lo extraordinario, vida es arte y arte es vida. Perfecto ejemplo de esta metáfora son los famosos “Quadri Specchianti” o Cuadros Espejo, en donde el artista plasma la imagen real de personas principalmente, con la finalidad de convertir el pasado en algo presente. La interacción de las imágenes con el espejo y del espejo con la reflexión de su alrededor, es una manera de darle vida a la obra. El espectador se integra, forma parte e interactúa en lo que el artista llama autorretrato del mundo.

Más de 50 obras llaman la atención de los visitantes que acuden día con día contrastando significativamente con los elegantes interiores barrocos logrando una armonía y un balance entre lo viejo, lo clásico y lo nuevo, lo contemporáneo. Es precisamente esta armonía de la que se habla en la obra “Terzo Paradiso” - tercer paraíso en español. Un símbolo de infinito rediseñado convirtiéndose finito al representar tres realidades, pasado, presente y futuro. El pasado es a lo que Michelangelo llama primer paraíso, en donde los humanos vivían en perfecta armonía con la naturaleza. El segundo paraíso es lo artificial, lo creado por el hombre. Productos artificiales que satisfacen deseos artificiales, el consumismo y los desechos que se producen como bulimia de la sociedad. El centro es el futuro, un futuro en donde el hombre vuelve a su esencia y logra recuperar la armonía con la naturaleza, un ambiente de respeto social y político, un futuro que unidos creamos y celebramos con el progreso de la humanidad. En el año 2003, Pistoletto publica el Manifiesto del Tercer Paraíso, el cual habla de esta filosofía y de cómo pretende esparcir su mensaje nombrando embajadores alrededor del mundo. Para mi es un honor haber recibido el privilegio y la responsabilidad de ser embajadora de tan poderosa ideología que hoy en día es mas importante y necesaria que nunca. Respeto y unidad de género, de culturas, de razas, respetándonos unos a los otros por lo que somos, todos humanos.

Como embajadora del tercer paraíso y como persona que ansia un mejor futuro, te invito a que formes parte de esta iniciativa y realices tu propia representación del símbolo del Tercer Paraíso, súbela a tus redes con el #TerzoParadiso o #ThirdParadise y únete a la revolución social.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
Las mejores miniseries para ver el 14 de febrero.
¿De qué trata la nueva serie sobre la película que hizo Anne Hathaway?
¿Qué sabemos sobre la precuela de ‘Un lugar en silencio’?
¿Qué películas ha hecho Emma Stone? Te pasamos la lista.