5 Terribles hábitos que hacen que tus boobs vayan cada vez más hacía abajo

5 Terribles hábitos que hacen que tus boobs vayan cada vez más hacía abajo

Este es un proceso natural de nuestro cuerpo, pero hay acciones que no sabemos y pueden acelerarlo aún más

Seguramente has escuchado que con el tiempo las boobs se empiezan a caer y quedan como si estuvieran colgando. Este es un proceso natural de nuestro cuerpo, pero hay acciones que hacen que ese proceso se acelere. Para evitar que se caigan antes de tiempo, existen ciertos hábitos que debes evitar:

Ejercicio mal hecho.

Si eres una sport girl, debes asegurarte de usar la ropa adecuada para evitar que tus pechos aflojen sus músculos por el rebote constante. Existen bras deportivos que te ayudarán a mantenerlas en su lugar.

Encorvar la espalda.

Las malas posturas son horribles ven cualquier sentido: te lastiman la espalda, te sacan joroba, deforman tu cuerpo y hacen que tus senos se cuelguen. Procura caminar siempre derechita y haz algunos ejercicios que te ayuden a mejorarla.

Exponernos al sol.

El bloqueador es vital para tu vida diaria; no importa si no vas a la playa, debes proteger tu piel siempre. Si no proteges tus pechos del sol, al quemarse, provocará que la piel se envejezca y arrugue prematuramente, por lo que ya no podrá sostenerse con firmeza.

Consumir tabaco.

El cigarro además de matar nuestros pulmones, evita que nuestra sangre corra de manera adecuada hacia nuestro cuerpo. Si no llega suficiente sangre a todos tus senos, estos comenzaran a venirse hacia abajo.

El terrible alcohol.

Ya sabemos que consumir alcohol es dañino para muchas partes de nuestro cuerpo, pero casi nadie sabe que provoca que tu piel pierda elasticidad y por consecuencia, que todo se caiga.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Qué le pasa a la piel con el alcohol? Cómo ser precavida este diciembre 2023.
¿Qué comer para desintoxicar el cuerpo después de las fiestas navideñas?
La vitamina D es necesaria para el cuerpo, sin embargo, en invierno es difícil producirla naturalmente por la ausencia de luz solar