¿Por qué no descansas cuando te quedas a dormir con tu novio?

¿Por qué no descansas cuando te quedas a dormir con tu novio?

La mitad de tu cerebro permanece alerta cuando duermes en cama ajena

Estás comenzando a salir con alguien. Es guapo, inteligente y divertido, tiene cinco dedos en cada mano y pie, una madre que vive a suficientes kilómetros de distancia y ningún fetiche (demasiado) extraño. La conversación fluye, y… ¡ah, el sexo es perfecto! Después de una noche de pasión, te quedas acurrucada en sus brazos esperando que tanta felicidad te haga dormir a pierna suelta.

Pero ¡oh, sorpresa! Te levantas a las 7 am del día siguiente contracturada, con el ojo pelado y sin haber descansado ni un poco. ¿¡Por!?

Desde hace tiempo se sabe que hay animales, como los delfines, que descansan desconectando alternativamente cada lado de su cerebro: primero duerme el hemisferio derecho, mientras el izquierdo toma las riendas, y luego a la inversa. Así ha llegado a estar activo un delfín más de 15 días, mientras se mantenía fresco y sin deterioro intelectual a pesar de no dormirse del todo en ningún momento.

Algo así ocurre en el cerebro de los humanos cuando dormimos fuera de casa: un hemisferio permanece alerta sin dormirse por completo, para vigilar ante posibles peligros que pudieran acechar en un entorno extraño. Esto explicaría, según los autores de esta investigación, que nos despertemos como si un camión nos hubiera pasado encima cuando dormimos en cama ajena.

¿La solución? No hay muchas, aunque si quieres dormirte rápido puedes probar este sencillo truco, o bien, empezar a familiarizarte un poco más con esa cama… y su dueño.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Qué le pasa a la piel con el alcohol? Cómo ser precavida este diciembre 2023.
¿Qué comer para desintoxicar el cuerpo después de las fiestas navideñas?
La vitamina D es necesaria para el cuerpo, sin embargo, en invierno es difícil producirla naturalmente por la ausencia de luz solar