¿Dietas keto? ¿Entrar en cetosis? Aquí TODO lo que debes saber sobre este tipo de alimentación

dieta-cetosis1.jpg

La dieta cetogénica es una de las dietas que más popularidad ha ido ganando últimamente y que es muy común entre celebridades y bloggers.

Pero..¿Qué es la dieta cetogénica?

Platicamos con la LNCA Natalia Reynoso K, quien nos explicó que la dieta cetogénica es aquella que reduce o elimina totalmente de la alimentación los hidratos de carbono para obligar al cuerpo a entrar en cetosis.

La cetosis es un estado metabólico del organismo originado por la privación de los hidratos de carbono como fuente primaria de glucosa para la obtención de energía. Por lo tanto, se ve obligado a obtener energía a partir del metabolismo de las grasas.

Cuando privamos al organismo de los hidratos de carbono, este emplea el glucógeno que tiene almacenado en el hígado como primer recurso. Cuando se consume, el organismo empieza a consumir los ácidos grasos, transformándolos en cuerpos cetónicos. Sin embargo, su liberación masiva puede ser peligroso para algunos órganos y para la salud en general.

La proporción de hidratos de carbono en una dieta cetogénica suele ser muy por debajo de la recomendación de 50 a 60 % de las calorías totales. Generalmente, provee alrededor del 10 % o menos de la energía total, siendo mayor el porcentaje de energía que aportan las grasas y proteínas.

Hay dietas cetogénicas en las cuáles se permite la ingesta de frutas y vegetales, pero en cantidades muy controladas, mientras que otras eliminan por completo toda fuente de hidratos, prohibiendo la ingesta de cereales, frutas, verduras y legumbres.

Este tipo de dietas no deben de ser llevadas a cabo por periodos largos de tiempo ( no más de 3 meses) y sin la supervisión de un especialista, ya que podrían afectar la salud de manera significativa.

EFECTOS ADVERSOS DE SEGUIR ESTE TIPO DE DIETA SIN SUPERVISIÓN

DEFICIT DE VITAMINAS Y MINERALES

Debido a que la mayoría de las dietas cetogénicas reducen al máximo el consumo de verduras y de frutas, el organismo recibe un aporte mínimo de vitaminas y minerales que son abundantes en estos alimentos, pudiendo aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades.

ESTREÑIMIENTO

Debido al bajo aporte de fibra en esta dieta, el tránsito intestinal podría verse afectado. La fibra además de ayudar a regular el tránsito intestinal, previene el cáncer de colon, y ayuda a mantener niveles normales de colesterol y glucosa en sangre.

COLESTEROL ELEVADO

Al estar en un régimen en el que se consumen cantidades elevadas de grasas es primordial cuidar la calidad de los alimentos.

Se debe de evitar el consumo excesivo de grasas saturadas, ya que podrían elevar los niveles de colesterol LDL y aumentar el riesgo cardiovascular.

MAL ALIENTO

Es frecuente sufrir de mal aliento o halitosis dada la elevada producción de cuerpos cetónicos. Los cuerpos cetónicos son volátiles y se desprenden por los pulmones dando como resultado la halitosis.

REDUCCIÓN DEL NIVEL COGNITIVO

Como el cerebro debe emplear cuerpos cetónicos en reemplazo de glucosa, su combustible predilecto, el rendimiento cognitivo puede afectarse. Disminuyendo el poder de atención, velocidad de la memoria, procesamiento de la información visual rápida y velocidad de procesamiento de la información.

CETOACIDOSIS

En casos extremos, puede producir cetoacidosis si los cuerpos cetónicos se incrementan de manera masiva en la sangre. Esto sucede cuando la cetosis se ha prolongado más de lo indicado, generando acidificación en la sangre llagando a causar daño en algunos órganos e incluso coma.

Por ello, el apoyo de un especialista siempre va de la mano antes de iniciar un protocolo nutricional como éste. Se tienen que hacer estudios de sangre, descartar algún tipo de patología de base, una insuficiencia renal crónica o un embarazo.

Además de los inconvenientes propios que se suman a este tipo de dietas, algunos grupos de riesgo con mayor vulnerabilidad y en dónde está contraindicada este tipo de dieta son:

Personas mayores de 65 años

Personas con antecedentes de accidente cerebrovascular

Pacientes en tratamiento con medicamentos a base de cortisona

Personas con problemas hepáticos o cardíacos, ya que en algunos casos ha propiciado el desarrollo de arritmias.

Mujeres embarazadas o en período de lactancia

Personas con insuficiencia renal

En una dieta tan específica como la cetogénica es sumamente importante mantener un registro médico y ser acompañado por un especialista, ya que de pasar más de tres meses en cetosis o llevar la dieta de una manera inadecuada, puede conllevar un riesgo para la salud.

LA DIETA CETOGÉNICA NO ES UNA DIETA QUE PODAMOS REALIZAR TODA LA VIDA O QUE PROMUEVA HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES. NO CONSTITUYE UNA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA, SINO QUE PROPONE UNA ALTERNATIVA OCASIONAL Y TEMPORAL PARA PERDER PESO Y GRASA.

Finalmente, recuerda que para cualquier régimen nutricional que vayas a seguir es importante la visita a un especialista que revise tu estado actual de salud, así como tu progreso. Se debe de mantener un monitoreo y un plan personalizado que se debe de estar cambiando constantemente para no generar una adaptabilidad y que cada vez se reflejen mejores cambios.

VER TAMBIÉN: ¿Tienes antojo constante de carbohidratos? Esto es lo que tu cuerpo realmente está pidiendo

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
La temporada de calor ya está aquí y tu piel lo sabe, no la descuides
Priorizar un sueño reparador es esencial para una vida plena y productiva.
¿Cuál es la forma correcta de tomar colágeno? Te decimos las diferencias.