Cambia tus hábitos alimenticios

cq5dam.web_.1280.1280.jpeg-413.jpg

1. Bowls de açai

El açaí es una baya rica en antioxidantes y nutrientes que está conformada 40% por fibra, lo que la hace ideal para personas que practican deporte. El açaí bowl es considerado un desayuno nutritivo y completo; es un platillo originario de Brasil y es buenísimo para mejorar el sistema digestivo. La receta consiste en mezclar en la licuadora pulpa de açaí congelada con leche de coco o almendra y decorar con rebanadas de plátano, granola y fresas.

2. Coco

Los beneficios del coco son infinitos. Su agua es una bebida 100% natural y un excelente hidratante, sobre todo después del ejercicio. Contiene potasio, aporta minerales, calcio y fósforo, y está enriquecida con vitaminas B6, E y C. Además, su aceite es perfecto para sustituir el que usas al cocinar, pues acelera el metabolismo y ayuda a perder peso.

3. Dieta balanceada

Aprende a comer de manera rica, nutritiva y rápida con un programa de seis meses de coaching personalizado. Tener un health coach en tu vida te guiará a optimizar tu alimentación y a mejorar tu desempeño atlético. “Todos somos diferentes y no existe una regla general; lo ideal es conocerte a ti misma y a tu cuerpo”, reveló Claudia Zaragoza, health coach certificada.

4. Espirulina

Es una proteína vegetal, un alga de agua dulce de color verde oscuro y uno de los suplementos alimenticios más completos, en especial para personas que siguen un régimen vegetariano. Sus propiedades abarcan el potasio, zinc, magnesio y vitaminas A, B y C. Es muy nutritiva, desintoxica, da energía y fortalece el sistema inmunológico. Puedes conseguirla en polvo o en tabletas, ya que tiene un sabor muy fuerte y en algunos casos es difícil de combinar con alimentos.

Superfoods

Es un término utilizado actualmente para denominar los alimentos y suplementos con grandes contenidos de nutrientes y que mejoran la salud. Las semillas de chía, la proteína de hemp, el alga espirulina, el fruto del açaí, el cacao, la maca, las goji berries y las semillas de cáñamo –sólo por mencionar algunos– son los más populares del momento. Integra alguno de ellos a tu dieta y comienza a notar la diferencia en tu cuerpo, por su escaso contenido de azúcares y grasas saturadas.

Goji Berries

Las goji berries, mejor conocidas como las bayas del Tibet, son maravillosas como snack tanto para el día, como en la tarde. La medicina china las ha utilizado durante miles de años para mejorar la salud y longevidad porque su perfil nutricional no se encuentra en ningún otro alimento o fruta, por su amplio rango de nutrientes, antioxidantes y vitaminas.

Hemp

Esta proteína natural con omegas 3, 6 y 9, es considerada como uno de los suplementos más completos y nutritivos del mundo. Tiene una alta concentración de fibra, por lo que te da una sensación de saciedad. Lo puedes obtener en corazones de hemp, polvo o aceite. Es el complemento perfecto para agregar a tus smoothies de la mañana, a tu desayuno de avena o espolvorearlo en ensaladas.

Kangoo jumps

Mantente en el aire y diviértete con la nueva manera de ejercitar tu cuerpo, los Kangoo Jumps. Este tipo de ejercicio es ideal para hacer cardio y mejorar la resistencia, liberándote del estrés. De hecho, un estudio reciente de la Universidad de British Columbia asegura que los corredores que usan los Kangoo Jumps aumentaron su resistencia en un 18.3%, frente a los que usan tenis comunes.

Mason Jars

La manera más cool para tomar y llevar contigo los deliciosos smoothies mañaneros es con los Mason Jars. Estos frascos de vidrio se han convertido en nuestros consentidos. Son resistentes a los cambios de temperatura y también son perfectos para tomar té, café o deliciosas aguas naturales con rodajas de fruta. Si lo que buscas es algo más decorativo, los puedes utilizar como floreros o recipientes de granos.

TAMBIÉN TE VA A GUSTAR
¿Qué le pasa a la piel con el alcohol? Cómo ser precavida este diciembre 2023.
¿Qué comer para desintoxicar el cuerpo después de las fiestas navideñas?
La vitamina D es necesaria para el cuerpo, sin embargo, en invierno es difícil producirla naturalmente por la ausencia de luz solar