Moda

Prada apuesta por el plástico reciclado y se despide de su distintivo nylon