La Princesa Charlotte (otra vez) robó todas las miradas en el bautizo de su hermano menor