No, no están desenfocados, es el nuevo look de los clásicos de Vans