Agenda

Después de todo, Kim Kardashian no es tan rentable para las marcas como creíamos