10 cosas que nadie te dice sobre trabajar en la industria de la moda

 
 

Nuestra lista con las lecciones más grandes y útiles

Por: Harper's Bazaar en Español @HarpersBazaarMx

 

  1. Tu actitud es tan importante como tus zapatos. Sonríe incluso cuando las tareas más mundanas se presenten, ya que cada detalle cuenta.
  2. Trabaja con lo que tienes. Puede ser intimidante vestirse para una oficina donde todos lucen piezas de Gucci o de Alexander Wang. En algunas ocasiones (o siempre) Zara puede ser tu mejor opción. El poder está en cómo lo estilizas. 
  3. Escucha y practica el arte del networking. Puedes aprender algo de cada persona, desde tus compañeros en la oficina hasta desconocidos que te encuentras en los eventos. Habla con todos y escucha a lo que tienen que decir. La industria de la moda puede parecer enorme pero realmente es muy pequeña —no sabes a quién puedes llegar a conocer.
  4. Es muy fácil gastarte tu quincena o tu mensualidad. Después de todo, irte de compras es realmente la parte técnica de tu trabajo, pero aprender a medir es la clave (es todavía un proceso en crecimiento).
  5. Existe una pequeña verdad en The Devil Wears Prada. Este hecho es cierto para cada industria. Siempre va a haber una Miranda Priestley. Ignora, aprende y crece, nunca pierdas de vista tu objetivo principal. 
  6. La moda nunca duerme. No existe tal cosa como un horario de 9 a 5, porque en cualquier momento, puede salir una noticia, desde un instante en Instagram hasta un tweet cortesía de Kanye West. Estas notificaciones siempre tienen que ser reportadas.
  7. La importancia del social media. Tú eres tu propia marca. Utiliza Twitter, Instagram, Snapchat, Pinterest y cualquier otro portal que pueda ser a beneficio o a ventaja propia.
  8. Actúa normal entre modelos y celebridades. Si trabajas en esta industria, te vas a encontrar varias veces entre celebridades del momento. Pero manténte relajado y profesional (sin explotar cuando veas a tu más grande ídolo).
  9. La importancia de desconectarte. Mientras que el hecho de estar pendiente siempre es importante, es normal que desarrolles una seria ansiedad si no te desconectas. No es necesario estar respondiendo mails de trabajo a las 10 de la noche. Respira cuando lo necesites.
  10. Quiérete y aprecia tu verdadero ser. Esto es de lo que la moda se trata. No tienes que esconderte detrás de un traje de trabajo. Muestra tu personalidad y vas a ver como podrás brillar más y lograr mejores relaciones con quienes te rodean.
 

 

Comenta esta nota