Image
Blog Digo y me contradigo
Pedro Aguilar Ricalde
 

Los secretos del corazón

 
 

Una recomendación literaria para los días de descanso que se aproximan

Por: Harper's Bazaar en Español @HarpersBazaarMx

 

Llegados a la edad adulta es muy fácil olvidarnos que tuvimos una infancia y una adolescencia, y corremos el peligro de pensar que siempre hemos sido individuos de convicciones firmes y sólidos principios. Aquellas etapas de nuestro pasado en las que enfrentamos dudas, conocimos nuestros cuerpos, dimos forma a nuestra manera de expresar nuestros afectos, nos enamoramos por primera vez y libramos nuestras propias batallas interiores podrían parecer un sueño lejano o un producto de nuestra imaginación.

A pesar de ser lo que podría llamarse un lector constante, hace tiempo que no me conectaba tanto con un libro. Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo, de Benjamín Alire Sáenz, ha logrado mantenerme despierto hasta altas horas de la noche para descubrir el destino de sus protagonistas, dos jóvenes de 15 años que se conocen por casualidad en la ciudad de El Paso, en Texas.

Ambos tienen raíces mexicanas e historias familiares peculiares; ambos se ven a sí mismos como un tanto inadaptados e incomprendidos; ambos son plenamente amados por sus padres, a pesar de que en ocasiones no saben como reaccionar ante ese amor; ambos están enfrentándose a los cambios típicos a los que todos los jóvenes de esa esas nos enfrentamos y encuentran en su amistad una manera de enfrentarse a la vida. 

Recorriendo las páginas del libro fui recordando los tiempos en que yo mismo tuve que encontrar
mis propias respuestas, en que tuve que lidiar con la historia de mi familia, con mi propio sentimiento de rareza y, poco a poco, tomar las riendas de mi vida. Algunas veces me identifiqué con Dante, otras con Ari, otras con sus papás… pero siempre encontré algo interesante y constructivo en sus diálogos, en sus pensamientos y en sus experiencias.

Este es un libro que se encuentra en la sección de títulos para adolescentes y llegué a él gracias a la recomendación de una persona con la que compartí mis inquietudes de tomarme más en serio el oficio de escritor. Ha sido una gran recomendación que me ha ayudado a descubrir algunos misterios de mi propio universo y es en sí mismo una lección de tolerancia, aceptación y respeto hacia nosotros mismos y hacia las personas a las que más queremos.

Ojalá se publicaran más libros como este, ojalá más gente los leyera y ojalá yo sea capaz de escribir algún día algo tan bonito. 

Notas

RELACIONADAS
 

Comenta esta nota