Image
Blog Digo y me contradigo
Pedro Aguilar Ricalde
 

Flechazo a primera lectura

 
 

De cómo llegué a escribir un blog para Harper’s Bazaar.

Por: Pedro Aguilar @pmaguilarr

 

Creo firme e inmutablemente que como lectores creamos vínculos con quienes captan nuestra atención con sus escritos. De ese modo surgieron mi amistad con Antoine de Saint-Exupéry, mi admiración por Oliver Sacks, mi deseo irrefrenable de salir de fiesta con Jaime Bayly y mi plan de emular las creaciones de Isabel Allende y Gabriel García Márquez. Obviamente, no he tenido éxito en este último.

También estoy convencido de que todos, absolutamente todos, tendríamos que plantearnos el objetivo de encontrar aquello que verdaderamente nos apasiona y sí, sé que suena a frase trillada de orador motivacional. Yo lo encontré por un poco de suerte y mucho de curiosidad mientras estudiaba mi maestría en Madrid hace ya casi ocho años. Convencido de que lo mío era el marketing, pero intrigado por el trabajo en una redacción, solicité hacer prácticas en la redacción de GQ España. Tras unos meses como asistente de moda y una invitación para escribir un artículo que reflejara la evolución de la cosmética masculina, quedé profundamente enamorado del trabajo editorial.

De eso han pasado ya muchos meses, muchas historias escritas y muchos títulos con los cuales he colaborado. Ese mismo crush fue el que me impulsó a dejar Mérida y mudarme a la Ciudad de México. Mi gusto e interés por la moda, el arte, la arquitectura, la música, el teatro, la gastronomía, la literatura, los viajes y todos los temas cubiertos por las revistas de estilo de vida me hicieron unirme al equipo de Harper’s Bazaar en Español hace unos meses. Hoy escribo mi primer post para este blog y con él espero poder iniciar un diálogo –algo que las plataformas digitales han hecho posible– con quienes cada semana dediquen unos minutos de su tiempo a leerme.

Imagino que algunos de los incautos lectores que han llegado a este cuarto párrafo se estarán preguntando cuáles son los temas que abordaré en estas líneas y mi respuesta es: habrá un poco de todo. Nosotros, al igual que nuestras pasiones, somos multidimensionales y tenemos que agradecerlo porque de otro modo seríamos demasiado aburridos. Como adelanto puedo decirles que compartiré nuevos descubrimientos gastronómicos, información de estrenos teatrales y cinematográficos, detalles de exhibiciones visitadas, experiencias de viajes, curiosidades del mundo de la moda, recomendaciones sobre lanzamientos literarios y cualquier cosa que considere digna de atención y relevante para ustedes y para mí. (Puede ser que hasta escriba sobre mis avances en las clases de yoga que tan feliz me tienen desde hace más de un año y en las de lettering que comenzaré en unas semanas).

Desde luego, me emociona mucho la idea de recibir sus comentarios. Las críticas son bienvenidas y también las sugerencias de temas sobre los que les gustaría leer. Hagamos de esta cita semanal algo divertido y emocionante. Mantengámonos en contacto por Instagram (@pmaguilarr) y aprovechemos las bondades de la tecnología para enriquecer esta conversación. 

Bienvenidos. Espero que el nuestro sea un flechazo a primera lectura.

 

Comenta esta nota