Ocho razones por las que aún puedes ver tus ojeras

 
 

Tal vez hay algo que no estás haciendo bien...

Por: Rebecca Hull

 

Te pones parches de pepino en los ojos, duermes ocho horas cada noche, aplicas crema para los ojos, pero a veces aún tienes ojeras. Es horrible intentar de todo y que no funcione por completo, y aunque es real que la genética tiene un papel importante también sabemos que hay trucos que pueden ayudar a eliminarlas, particularmente cuando se trata de perfeccionar tu técnica para aplicar corrector. 

Tal vez utilizas un corrector de un tono incorrecto, o aplicas mucha crema pero no es la adecuada, por eso reunimos algunas razones por las que todavía tus ojeras se notan:

1. Necesitas otra vitamina

La vitamina C es buena para darle luz a la piel pero si no estás notando tu piel menos brillante, intenta con una crema que contenga vitamina K, que puede ser la que está faltando en tu rutina de belleza. Los doctores la recomiendan porque previene los moretones y neutraliza los tonos púrpura de la piel.

2. Usas un corrector muy oscuro

Busca uno que sea dos o tres tonos más claro que tu base y asegúrate de que tenga tonos amarillos, esto hará que la piel debajo de tus ojos luzca más clara instantáneamente. Adiós, ojeras.

3. Usas demasiada crema para los ojos

Usa poca crema o gel para ojos ya que el exceso de producto se acumula en la piel y puede causar inflamación, haciendo que el remedio se convierta en la enfermedad. Además, te durará un poquito más y, ¿a quién no le gusta ahorrar un poco? 

4. Elegiste el tono de sombra incorrecto

En lugar de lucir siempre un efecto ahumado en los ojos, opta por utilizar sombras claras o un poco más pálidas, y en crema, no sólo para que la textura dure más, sino porque aplicar colores menos fuertes en el párpado móvil le dará luz a tu mirada. Es un truco sencillo, pero efectivo. 

5. Necesitas cambiar tu almohada

Como lo lees. Muchos expertos recomiendan agregar una almohada extra o usar una más gorda porque la altura adicional te ayuda a evitar que los fluidos se acumulen alrededor de tus ojos.  

6. Tu corrector no es suficiente

Si un corrector regular no sirve su propósito, intenta aplicar un corrector de tono durazno o rosa antes del normal, así neutralizas los tonos púrpura y verdes de tu piel. Entre más oscura sea tu piel, más durazno o rosa deberá ser el primer corrector. 

7. No estás aplicando el corrector de forma adecuada

El corrector sólo luce bien si lo aplicas en capas delgadas, de otra manera terminarás luciendo más cansada aún. Coloca un poco de producto en tu dedo, presionalo contra el dorso de tu mano para retirar el exceso y colócalo poco a poco en tu piel. Si la capa comienza a quebrarse durante el día, pon un poco de crema para los ojos encima para refrescarla.

8. Necesitas otro limpiador facial

A veces las ojeras aparecen porque hay un exceso de maquillaje acumulado en la piel. Utiliza un removedor de maquillaje que tenga aceite de jojoba ya que es efectivo, natural y de paso, hidrata la piel.  

 

Comenta esta nota