¿Qué ingredientes debe tener tu crema antiedad para que funcione?

 
 

Éstos son tus mejores aliados si buscas mejorar el tono de la piel y reducir las arrugas

Por: Harper's Bazaar en Español @harpersbazaarmx

SYDNEY, AUSTRALIA - APRIL 10:  A model poses backstage ahead of the Clean Cut Designer Showcase show at Mercedes-Benz Fashion Week Australia 2014 at The Hughes Gallery, Surry Hills on April 10, 2014 in Sydney, Australia.  (Photo by Mark Nolan/Getty Images)

Foto: Mark Nolan, Mark Nolan

 

1. Protección solar de amplio espectro.

La radiación ultravioleta es responsable del 80% del envejecimiento de la piel. Si no quieres cumplir los 60 hecha una pasa, busca que tu crema provea protección contra la radiación UVA (causante de las arrugas y de daños en el ADN celular) y UVB (responsable de las quemaduras solares).

2. Vitaminas C y E.

La radiación solar y la contaminación oxidan las fibras de colágeno y elastina hasta inutilizarlas. La consecuencia: pérdida acelerada de elasticidad y firmeza y líneas de expresión cada vez más marcadas. Las vitaminas C y E tienen un gran poder antioxidante, aunque la C, además, dinamiza la producción de colágeno y aclara las manchas cuando está presente en una concentración mínima del 8%.

3. Resveratrol.

Otro antioxidante de cabecera. Este polifenol, además de oponerse a los radicales libres, estimula la formación de nuestras propias enzimas antioxidantes.

4. Coenzima Q10.

La epidermis produce de forma natural este antioxidante, pero debido a la exposición solar y a la edad, a partir de los 25 a 30 años conviene reforzarla con un aporte externo. Este ingrediente es más asequible que otros.

5. Niacinamida.

Tras incontables veranos de tu vida tostándote bajo el sol, es muy probable que los melanocitos empiecen a generar manchas en tu piel. La niacinamida o vitamina B3 inhibe la acción de la tirosinasa, la enzima necesaria para la síntesis de la melanina. Si no se metaboliza, no hay mancha.

6. Hidroxiácidos.

Después de los 30, la producción de colágeno empieza a disminuir y, por si fuera poco, la capa córnea no se renueva con la misma facilidad que hace unos años. La solución son los hidroxiácidos, capaces de aflojar las uniones iónicas de las células muertas superficiales para que sea fácil retirarlas sin frotar.

7. Retinol.

Sirve para todo: suaviza las arrugas, mitiga las manchas, afina el poro y estimula la regeneración celular.

8. Lípidos.

Tras pasarte toda una vida en busca de cosméticos oil-free, ahora resulta que hay que hacer uso de los ingredientes grasos, y es que la piel después de los 30 produce menos lípidos, quedando vulnerable a agentes externos. Busca en la etiqueta ceramidas, ácidos grasos (los omega 3, 6 y 9) y colesterol.

9. Ácido hialurónico.

Puede absorber 1,000 veces su peso en agua, lo que se traduce en un increíble poder hidratante. Las moléculas de este ácido se introducen en las arrugas de la piel, capturan el agua y se hinchan, de ahí ese efecto de relleno inmediato. Además, estimula la producción de colágeno, los procesos de cicatrización y la renovación celular.

 

Comenta esta nota