Un acercamiento al museo de Yves Saint Laurent en Marruecos

 
 

El nuevo Museo que celebra la obra de Saint Laurent abre sus puertas pronto.

Por: Nadja Sayej

 

"Marruecos me enseñó color", dijo Yves Saint Laurent, que compró una villa azul en la cuidad y la convirtió en su casa para vacacionar en 1966. "Antes de Marruecos todo era negro"".

Esta declaración puede notarse en la colección de alta costura, accesorios, bocetos y fotografías que se muestran en el Museo Yves Saint Laurent en Marruecos, que abrirá sus puertas al público el próximo martes. El museo tendrá puezas creativas que abarcan la carrera de 40 años del diseñador, desde 1962 hasta su retiro en 2002. (Falleció seis años después, en 2008).

Al lado del Jardín Majorelle y a unos pasos de su villa, mil artículos del estudio de Saint Laurent están a la vista en el museo de 17 millones diseñado por los arquitectos de Studio KO. Un proyecto de la Fondation Pierre Bergé - Yves Saint Laurent, que fue supervisado por el mismo  Pierre Bergé, socio y pareja de Saint Laurent, quien falleció el 8 de septiembre de este año. Sin embargo, logró visitar el museo antes de que abriera sus puertas.

Pierre Bergé

La idea surgió en 2010, cuando se presentó una exhibición de Saint Laurent en el Museo Berber de Marruecos. "Tuvo tanto éxito que tenía mucho sentido construir un museo", dice Björn Dahlström, director del Museo Yves Saint Laurent. “Cuando esta propiedad se puso a la venta, Pierre la compró".

El recorrido por el museo comienza con la icónica colección Mondrian de 1965, los vestidos de coctel de tela estampada con la spinturas abstractas del artista francés Piet Mondrian. "Cuestiona el estatus de Saint Lauren; ¡es un artista? ¿Diseñador de moda?", pregunta Dahlström.

Este museo no será el único. El Museo Yves Saint Laurent París abrió las puertas del atelier del diseñador la semana pasada. "Los dos museo muestran la dualidad de Saint Laurent; sus piezas oscuras y coloridas, el hecho de que era clásico y barroco, sus líneas minimalistas pero también arábicas", explica Dahlström. “Es tan parisino como marroquí".

Nicolas Mathéus

Nicolas Mathéus

Para Dahlström, Saint Laurent era un artista. "Pierre Bergé decía que 'la moda no esun arte, pero necsitas un artista para hacer moda'. Es relevante al hablar de Saint Laurent. 

Hay vestidos inspirados por Pablo Picasso y una chamarra inspirada en la obra de Vincent Van Gogh, la más costosa para su tiempo (se vendió en 500 mil francos). "Todo está relacionado con el arte", comenta Dahlström.

El museo captura su carrera, desde su primera portada en la revista LIFE hasta su última pasarela en 2008. Comienza en 1957 cuando reemplazó a Christian Dior en la Maison Dior en Paris, a 1961 cuando fundó su propia casa de moda a los 25 años.

“Ambición desde el principio", dijo alguna vez su amigo Fernando Sanchez al hablar sobre él, mientras que Karl Lagerfeld recordó a Saint Laurent como una persona "llena de vida, llea de luz".

Nicolas Mathéus

Nicolas Mathéus

De las paredes negras de la galería cuelgan retratos del artista, uno hecho por Andy Warhol en 1974, otro es un desnudo por Jeanloup Sieff para promocionar su primera fragancia, Opium en 1977.

Lo especial del museo es la variedad de telas en muestra, después de que Saint Laurent descubriera Marruecos. "Cuando ves la colección previa a 1966, ves mucho negro pero después todo se llenó de color", dice Dahlström.

Hay piezas previas a Marruecos como su traje de dos piezas que revolucionó el atractivo andrógino para las mujeres. Fue tan controvertido que hoteles y restaurantes no permitían que las mujeres lo vistieran, pero se convirtió en un clásico cuando fue fotografiado por Helmut Newton para Vogue Francia.

Nicolas Mathéus

Nicolas Mathéus

Nicolas Mathéus

Piezas inspiradas en Marruecos están en exhibición permanente, que muestra 50 de los looks más icónicos de YSL, desde sus chamarras safari de 1976 hasta la blusa romana de 1981, que le ride homenaje a Henri Matisse.

"Tenía un don para combinar inspiración de atuendos tradicionales que nunca vio con sus propios ojos", dice Dahlström. “Dijo que era viajero de silla".

Las famosas citas del diseñador francés también se proyectan en las paredes detrás de los maniquís. "La buena ropa es un pasaporte a la felicidad", lee una de ellas. También se muestran videos de sus pasarelas con un soundtrack de los Rolling Stones, clásicos de ópera y una entrevista en la que Saint Laurent habla sobre la moda. "A lo largo de los años he aprendido que lo importante en un vestido es la mujer que lo lleva puesto", dice en un video. 

El musoe tiene una sala dedicada a la fotografía, que presenta una serie de la musa de YSL, la actriz francesa Catherine Deneuve, capturada por el fotógrafo alemán Andre Rau en 1992. “Fue fotografiada en los diseños de Saint Laurent y en Marruecos, así que tenía sentido agregarla. Es muy especial", agrega Dahlström.

Museo Yves Saint Laurent

No todo en el museo se trata sobre Yves. Hay una galería para presentar artistas jóvenes y diseñadores. El diseñador marroquí Noureddine Amir tendrá una exhibición a partir del 23 de febrero y actualmente se pueden encontrar 40 pinturas del artista Jacques Majorelle, quien era dueño de la villa que compró Saint Laurent en los 60.

“La meta es mostrar lo que Saint Laurent le dio a la moda. Venía aquí dos semanas al año para diseñar sus colecciones", dice el diretor del museo. "París era el lugar donde creaba pero Marruecos era donde se inspiraba".

 

Comenta esta nota